¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Contacto y ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

Mantenimiento coche eléctrico: coste y recomendaciones

Las restricciones de la DGT sobre las emisiones han afectado a tu viejo diésel o gasolina, y toca renovarse o estacionar – indefinidamente. Justo cuando creías que la aventura acababa con la compra de un coche nuevo, te enfrentas a tu primer fallo de batería. ¿Y ahora qué? En este artículo, daremos luz a algunos aspectos clave que todo propietario de un eléctrico debe conocer: desde inspecciones regulares hasta estrategias para maximizar la eficiencia y minimizar costes. Convierte el mantenimiento de tu coche eléctrico en un aliado crucial para un buen estado de sostenibilidad y rendimiento de tu vehículo.

Vamos a hablar sobre

¿Qué mantenimiento tiene un coche eléctrico?

La movilidad eléctrica ha revolucionado la industria del automóvil, ofreciendo una alternativa más sostenible y eficiente. Sin embargo, si dedicamos un par de minutos a explorar el fascinante mundo de los coches eléctricos, surge la pregunta natural: ¿Cómo es el mantenimiento de un coche eléctrico y cuáles son los costes asociados?, ¿requieren menos inspecciones y cuidados que un vehículo diésel o gasolina?, ¿cómo les afectan las restricciones de la DGT sobre emisiones?

Contrariamente a la creencia popular, los coches eléctricos no son inmunes al desgaste y necesitan una atención regular para funcionar de manera óptima. Y la joya de la corona en un coche eléctrico es, como no podía ser de otra forma, su sistema eléctrico.

Además, debemos considerar que al igual que los dispositivos electrónicos, los coches eléctricos se benefician de actualizaciones de software. Suelen optimizar el rendimiento y corregir posibles errores.

Por ello, para asegurar un rendimiento continuo, es esencial realizar las inspecciones periódicas aconsejadas por el fabricante. Desde la batería hasta los cables y conexiones, cada componente debe ser cuidadosamente evaluado.

Coste de mantenimiento y arreglos

El mantenimiento de un coche eléctrico tiene sus particularidades en términos de costes. Veamos algunos factores que afectan al desembolso económico que tiene que realizar el propietario.

Factores que afectan al coste de mantenimiento

Batería: La batería es uno de los componentes más caros de un coche eléctrico. Aunque su vida útil ha mejorado considerablemente, su reemplazo sigue siendo una inversión significativa. Siguiendo las recomendaciones del fabricante para el cuidado de la batería, puedes maximizar su vida útil y postergar el costoso proceso de reemplazo.

Verifica el estado de la batería y sigue las recomendaciones del fabricante. La batería es el corazón del coche eléctrico. Es importante mantenerla en buen estado para garantizar un rendimiento óptimo.
Realiza cargas regulares para evitar la descarga completa y prolongar la vida útil de la batería.

Sistema de frenos: Los coches eléctricos utilizan el frenado regenerativo para recargar la batería. Esto reduce el desgaste de las pastillas de freno. Aun así, se recomienda comprobar regularmente las pastillas y discos de freno para detectar desgaste.

Neumáticos: Mantén la presión adecuada en los neumáticos para optimizar la eficiencia y la seguridad. Rota los neumáticos según las indicaciones del fabricante para un desgaste uniforme.

Seguro: Algunas pólizas de seguro para coches eléctricos pueden ser más elevadas debido al precio de las piezas y la tecnología involucrada en estos vehículos. Una buena estrategia para minimizar costes puede ser realizar comparativas entre diferentes pólizas de seguro te permite encontrar opciones que se adapten a tu presupuesto, garantizando una cobertura adecuada.

Especialización de talleres: Aunque pueden tener costes iniciales más altos, los talleres especializados aseguran un servicio eficiente y evitan problemas derivados de la falta de conocimiento sobre coches eléctricos.

Mantenimiento de un coche eléctrico vs gasolina

Los coches eléctricos presentan un mantenimiento diferenciado al de los vehículos de combustión interna como diésel y gasolina.

En un coche de gasolina, la complejidad de su motor y la necesidad de sistemas como el escape, la transmisión y el sistema de enfriamiento contribuyen a una mayor probabilidad de averías y, por tanto, a costes de mantenimiento más elevados.

Una de las ventajas más notables de los coches eléctricos es la simplicidad mecánica. Con menos piezas móviles en su interior, hay menos desgaste y, por ende, menos necesidad de mantenimiento regular. Los motores eléctricos tienden a ser más eficientes y duraderos en comparación con los motores de combustión interna.

Por otro lado, debemos evaluar el gasto en mantenimiento a largo plazo. Aunque la inversión inicial puede ser más alta, los costes operativos a lo largo del tiempo tienden a ser más bajos en los coches eléctricos. Menor necesidad de cambios de aceite y una mayor eficiencia en el uso de energía se traducen en ahorros a largo plazo.

En resumen, si bien los coches eléctricos ofrecen ventajas en términos de menor necesidad de mantenimiento regular y costes operativos más bajos a largo plazo, la inversión inicial y los posibles costes de reemplazo de la batería deben considerarse cuidadosamente.

Por otro lado, los coches de gasolina ofrecen una rutina de mantenimiento más establecida y costes iniciales potencialmente más bajos, pero a expensas de mayores costes operativos y un mayor desgaste de componentes mecánicos.

Recomendaciones para el mantenimiento de coches eléctricos

A continuación, te ofrecemos algunas recomendaciones prácticas para mantener tu coche eléctrico en excelente estado.

Programas de mantenimiento y revisiones periódicas

Para garantizar un rendimiento óptimo y una larga vida útil de tu coche eléctrico, es esencial seguir programas de mantenimiento y realizar las revisiones periódicas programadas. Aunque estos vehículos son conocidos por requerir menos atención mecánica, ciertos aspectos específicos demandan cuidado regular. Lo más aconsejable en estos casos:

  • Seguir el calendario de mantenimiento del fabricante: Cada coche eléctrico tiene un programa específico de revisiones y mantenimiento. Este programa establece pautas para revisiones, actualizaciones de software y posibles reemplazos de piezas. Sigue estas pautas para asegurar un rendimiento óptimo de tu vehículo y evitar problemas futuros. ¿Dónde encuentro el plan de revisiones? En el libro de mantenimiento del coche.
  • Revisa la batería regularmente: La batería es el núcleo energético de tu coche eléctrico. Las revisiones regulares son esenciales para monitorizar su salud y rendimiento. Muchos fabricantes recomiendan inspecciones anuales para evaluar la capacidad y eficiencia de la batería. Mantener la batería en óptimas condiciones no solo mejora la autonomía, sino que también prolonga su vida útil.
  • Actualización de software: Los coches eléctricos se benefician de actualizaciones de software que mejoran el rendimiento, la eficiencia y la seguridad. Estas actualizaciones suelen realizarse de forma remota o durante las revisiones periódicas. Mantén tu sistema actualizado para disfrutar de las últimas funciones y correcciones de seguridad.
  • Componentes mecánicos: Aunque los coches eléctricos tienen menos piezas móviles, ciertos componentes, como los frenos y los neumáticos, aún requieren atención regular. ¡Vamos a verlos en detalle!

Cambios de aceite y otros fluidos

En un coche eléctrico, la necesidad de cambios de aceite es prácticamente nula. Los motores eléctricos no requieren lubricación constante, lo que reduce significativamente los costes relacionados con cambios de aceite y filtros.

Al contrario que los coches de gasolina, que necesitan cambios de aceite regulares junto con la sustitución de otros fluidos como el líquido de frenos y el anticongelante. Estos procedimientos son necesarios para mantener el motor en óptimas condiciones, pero también añaden costes constantes a lo largo de la vida útil del vehículo.

Cuidado de los frenos y neumáticos

Los coches eléctricos suelen estar equipados con sistemas de frenos regenerativos que aprovechan la energía cinética para cargar la batería. Esto no solo reduce el desgaste de las pastillas de freno, sino que también prolonga la vida útil de todo el sistema de frenado y contribuye a una conducción más eficiente.

Asimismo, la rotación regular de neumáticos es esencial para asegurar un desgaste uniforme. Este sencillo pero crucial paso prolonga la vida útil de tus neumáticos, mejora la eficiencia del vehículo y garantiza una conducción más segura.

Siguiendo estos programas de mantenimiento y realizando revisiones periódicas, asegurarás que tu coche eléctrico mantenga su rendimiento óptimo y se beneficie de las últimas innovaciones tecnológicas. Recuerda que un mantenimiento adecuado no solo garantiza la eficiencia del vehículo, sino que también contribuye a su valor a largo plazo. ¡Tu inversión en movilidad eléctrica puede ser no solo ecológica sino también económicamente inteligente!

Sistema start-stop de un coche, qué es y funcionamiento

En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el sistema start-stop de un coche. ¿Sabías que esta tecnología se utiliza en los vehículos para reducir el consumo de combustible y controlar las emisiones de gases contaminantes? Además, el sistema contribuye a minimizar el desgaste del motor y prolongar su vida útil. Te contamos cómo funciona el sistema start-stop del coche y qué modelos lo montan, así como la posibilidad de incluir el start-stop en tu vehículo si te interesa y tu vehículo no lo incluye de serie. ¡Sigue leyendo!

Vamos a hablar sobre

¿Qué es un sistema start-stop? ¿Cuál es su funcionamiento?

El sistema start-stop del coche, también conocido como «de arranque y parada automática«, es una tecnología diseñada para mejorar la eficiencia del combustible al apagar automáticamente el motor cuando el vehículo se detiene y volver a encenderlo cuando es necesario. Este proceso se lleva a cabo de manera automática, sin intervención del conductor, y su objetivo principal es reducir el consumo de diésel o gasolina y las emisiones de CO2.

El sistema start-stop del coche apaga automáticamente el motor del vehículo cuando se detiene, por ejemplo, en un semáforo o en un atasco, y lo vuelve a encender cuando el conductor pisa el embrague o el acelerador. De esta forma, se evita que el motor esté funcionando innecesariamente mientras el vehículo está parado, lo que reduce el consumo de combustible y permite conducir de forma más responsable con el medio ambiente.

Start-stop: ventajas y desventajas

El sistema start-stop del coche es una innovación valiosa en la industria del automóvil, y nos permite obtener beneficios significativos en cuanto a eficiencia de combustible y reducción de emisiones. Sin embargo, antes de considerar un vehículo con esta tecnología, es esencial comprender su funcionamiento y evaluar cómo se adapta a nuestras necesidades y estilo de conducción.

Ahorro de combustible

Una de las ventajas más destacadas del sistema start-stop del coche es su capacidad para ahorrar combustible conduciendo. Al detenerse en semáforos, atascos de tráfico o situaciones similares, el motor se apaga automáticamente, evitando el consumo innecesario de combustible.

Esta función contribuye significativamente a una mayor eficiencia energética y a la reducción de la huella ambiental de los vehículos. Según estudios recientes, el sistema start-stop puede ayudar a reducir el consumo de combustible entre un 5-15% . Además, el sistema también reduce el desgaste del motor y prolonga su vida útil.

Alarga la vida de la batería de un coche

Contrariamente a la creencia común, el sistema start-stop del coche puede contribuir al aumento de la vida útil de la batería del automóvil. Aunque el sistema se somete a ciclos de encendido y apagado más frecuentes, la batería está diseñada para soportar este tipo de demanda y, en algunos casos, puede beneficiarse de la recarga constante durante la conducción.

No funciona si nos quedamos sin batería

Una de las desventajas más directas es su dependencia a la batería de nuestro automóvil. Por lo que es crucial tener en cuenta que si la batería del vehículo está demasiado descargada, el sistema start-stop no podrá funcionar de forma óptima. En situaciones donde la batería no tiene la carga suficiente, el motor continuará en marcha constante para evitar problemas de arranque.

Si el sistema start-stop del coche no funciona correctamente, puede ser por diferentes motivos. Es fundamental ser consciente de estas eventualidades para abordarlas de manera eficiente y garantizar un rendimiento óptimo del sistema.

Por sobreesfuerzo de la batería en condiciones de temperatura exterior demasiado altas o demasiado bajas. Lo mismo ocurre con la temperatura del motor que exigirá más de la batería con temperaturas extremas.
Por batería descargada, carga insuficiente o mal funcionamiento. Si la batería de nuestro coche no tiene la carga correcta, el start-stop del coche tampoco va a funcionar. Tampoco si alguno de los sensores de la batería no detectan bien la carga.
Por fallo de motor o en el sistema de inyección. El sistema también se desactiva en la mayoría de fallos de motor o de inyección.
Por necesidad de actualización de software. Las actualizaciones de software son esenciales para mejorar el rendimiento del sistema start-stop. Asegúrate de que el software del vehículo esté actualizado según las recomendaciones del fabricante.

Recuerda que en caso de avería del sistema start-stop del coche o error inesperado de la batería de tu vehículo, es recomendable contactar con la compañía de tu seguro de coche para hacer uso de la cobertura de asistencia en viaje. Podrán facilitarte el asesoramiento y ayuda que necesitas en caso de accidente o avería.

Necesidad de un gran motor de arranque

Otra desventaja del sistema start-stop del coche es que requiere un motor de arranque más grande y potente que el que se utiliza en los vehículos convencionales. Esto se debe a que el motor de arranque debe ser capaz de encender el motor del vehículo con mayor frecuencia.

El sistema start-stop requiere un motor de arranque potente y eficiente. Lo que significa que los vehículos equipados con esta tecnología suelen incorporar motores de arranque más eficientes y duraderos para garantizar un rendimiento consistente a lo largo del tiempo.

¿Cómo arrancaría un coche con este tipo de sistema?

El proceso de arranque con un sistema start-stop en el coche es sencillo y automatizado. Cuando el conductor pisa el pedal del acelerador o suelta el freno, el sistema detecta la acción y enciende el motor de manera instantánea. Este proceso rápido y eficiente brinda una experiencia de conducción fluida y sin inconvenientes.

No obstante, el sistema también tiene en cuenta otros factores, como la temperatura del motor, la carga de la batería y la demanda eléctrica del vehículo, para determinar cuándo es el momento adecuado para apagar y encender el motor.

¿Qué modelos de coche suelen contar con esta prestación?

El sistema start-stop del coche ha ganado popularidad y se ha convertido en una característica común en muchos modelos de vehículos modernos. Desde automóviles compactos hasta SUVs y vehículos de lujo, muchos fabricantes integran esta tecnología en sus modelos para ofrecer eficiencia y reducción de emisiones.

Los modelos de coche que suelen contar con el sistema start-stop son cada vez más populares y extendidos. Hasta la fecha, la mayoría de marcas más conocidas equipan sus coches con el sistema start-stop. Entre ellas se encuentran Peugeot, Citroën, Smart, Volvo, Land Rover, Volkswagen, SEAT, Nissan, Fiat, Bentley, BMW, Ford, Chevrolet, Hyundai, Honda, Jaguar, Kia, Mazda, Toyota y otras.

Algunos de los modelos que incluyen el sistema start-stop son el Toyota Prius, BMW Serie 1 y Serie 3, el Audi A3, el Volkswagen Golf, el Ford Fiesta, Hyundai Kona, Mercedes-Benz C-Class y el Renault Clio.

¿Se podría montar una batería start-stop en un coche normal?

Sí, es posible instalar una batería start-stop en un coche normal. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el sistema start-stop requiere una batería especial que pueda soportar el mayor número de ciclos de carga y descarga que se producen cuando el motor se apaga y se enciende con más frecuencia. Además, el sistema start-stop también requiere un motor de arranque más grande y potente que el que se utiliza en los vehículos convencionales.

¿Es posible instalar una batería start-stop en un coche convencional? Depende de varios factores, como el sistema eléctrico del vehículo y la compatibilidad con el equipo necesario. En algunos casos, es posible realizar la actualización, pero se recomienda consultar con un profesional para evaluar la viabilidad y realizar la instalación de manera adecuada.

¿Cómo cambiar la rueda de un coche paso a paso?

Descubre cómo cambiar la rueda de tu coche con nuestra guía paso a paso. Desde conocer las partes clave de una rueda hasta entender qué rueda necesita tu vehículo o cuántos kilómetros puedes recorrer con una rueda. Además, aprende sobre el mantenimiento y la rueda de repuesto, posibles multas por no llevarla en tu coche, y cuándo tu seguro cubre el cambio de neumáticos. En este artículo te guiamos en el proceso, garantizando que estés preparado para enfrentar cualquier pinchazo de neumáticos en la carretera de manera segura y eficiente.

Vamos a hablar sobre

Qué saber antes de cambiar la rueda de un coche

Es esencial tener en cuenta algunos aspectos cruciales para garantizar un cambio de rueda exitoso y sin contratiempos. Si quieres saber cómo cambiar la rueda de un coche, antes es imprescindible que conozcas cuáles son las partes que componen este elemento esencial del vehículo, qué tipos de rueda existen, cuál es la más adecuada para tu coche, el kilometraje recomendado para cada una de ellas así como la función de la rueda de repuesto.

¡Recuerda! Si no sabes cómo cambiar la rueda de un coche, puedes solicitar ayuda a tu aseguradora a través de la asistencia en viaje, una de las coberturas esenciales de cualquier seguro de coche.

Parece que tenemos mucho de lo que hablar, así que ¡vamos a ello!

Partes de una rueda que tienes que conocer

Antes de plantearte cómo cambiar la rueda de un coche paso a paso, ¿sabrías decirnos de qué se compone una rueda? Cuando observamos una rueda de coche, a menudo pasamos por alto sus componentes individuales y contemplamos la rueda como un elemento único. ¿Te ocurre?

Sin embargo, una rueda es más compleja de lo que puede parecernos a simple vista. La «anatomía» de una rueda incluye elementos como el neumático, la llanta, la válvula, y el conjunto de tuercas y pernos. Comprender cada componente nos será de utilidad a la hora de entender cómo cambiar la rueda del coche.

Neumático – La Capa Protectora: El neumático, esa banda de caucho que abraza la llanta, es como el zapato de tu coche. Proporciona tracción, absorbe impactos y enfrenta las adversidades del camino.
Llanta – Elegancia y Resistencia: La llanta, el marco metálico que sostiene el neumático, no solo contribuye a la estética del vehículo, sino que también brinda resistencia y soporte estructural.
Válvula – La Puerta de Aire: La pequeña válvula es la entrada secreta del aire al neumático. Su tarea es mantener la presión adecuada para un rendimiento óptimo y eficiente.
Tornillos y Pernos – La Sinfonía de la Seguridad: Estos pequeños elementos sujetan la rueda al eje del coche. Aseguran que todo esté en su lugar y contribuyen a la estabilidad y seguridad durante el viaje.
Aro – La Base de Todo: El aro es la parte interior de la llanta, donde los neumáticos se montan. Su forma y material son cruciales para la durabilidad y resistencia.

Cómo saber qué rueda lleva tu coche

Identificar qué rueda necesita ser cambiada es el primer paso y quizá el más crucial. Después, identificar el manual del propietario para obtener información específica sobre la ubicación de la rueda de repuesto y cómo acceder a ella son clave. Generalmente, la rueda de repuesto se encuentra en el maletero o debajo del coche.

  1. Identifica la Rueda Afectada: Si has tenido un pinchazo, verifica visualmente las ruedas para identificar la afectada. La rueda desinflada suele ser evidente, pero asegúrate de no pasar por alto ninguna señal de daños.
  2. Consulta el Manual del Propietario: El manual del propietario es tu guía segura si quieres saber cómo cambiar la rueda de un coche, y necesitas información específica sobre la ubicación de la rueda de repuesto y cómo acceder a ella. A menudo, esta información se encuentra en la sección de mantenimiento o emergencias.
  3. Inspecciona Visualmente: Realiza una inspección visual alrededor de tu vehículo. Algunos modelos cuentan con la rueda de repuesto visible en la parte trasera o en el maletero. Asegúrate de familiarizarte con su ubicación.
  4. Busca Marcas o Etiquetas: Examina la rueda de repuesto en busca de marcas o etiquetas. Pueden indicar el tipo de neumático, la presión recomendada y otras especificaciones. Esta información te ayudará a determinar si la rueda que has elegido es adecuada para el reemplazo.

¿Cuántos kilómetros se pueden hacer con la rueda de repuesto?

La rueda de repuesto es temporal y no debe usarse durante largos trayectos. En la mayoría de los casos, está diseñada para recorrer distancias cortas y a velocidades moderadas. Consulta las recomendaciones del fabricante para conocer las limitaciones específicas de tu rueda de repuesto antes de ver cómo cambiar la rueda de tu coche.

La rueda de repuesto, nuestro salvavidas en momentos de pinchazos, tiene limitaciones que es vital entender para un viaje seguro. Aquí te ofrecemos recomendaciones generales sobre cómo cambiar la rueda de un coche sustituyéndola por la de repuesto:

Distancias Cortas Recomendadas: Se recomienda limitar su uso a distancias cortas, alrededor de 80 a 100 kilómetros. Por norma general, la distancia máxima que podemos recorrer con una rueda de repuesto son 200 kilómetros.
Velocidades Moderadas: Mantén velocidades moderadas al utilizar la rueda de repuesto. Evita superar los límites recomendados, ya que la rueda no tiene la resistencia y capacidad de refrigeración de las ruedas normales.
Verifica la Presión: Antes de emprender cualquier viaje, asegúrate de que la rueda de repuesto tenga la presión correcta. La presión inadecuada puede afectar la estabilidad y el rendimiento.

Consulta las recomendaciones del fabricante para conocer los límites de kilometraje. Evitar un uso excesivo asegura un rendimiento óptimo hasta que puedas reparar o reemplazar la rueda pinchada o dañada. De todas maneras, recomendable es acudir al taller más cercano para arreglar el problema lo antes posible. Para obtener información precisa sobre las recomendaciones de distancia, siempre consulta el manual del propietario de tu vehículo.

¿Te pueden multar por no llevar rueda de repuesto?

Es obligatorio llevar un sistema que garantice la movilidad en caso de que un neumático pinche. Asegúrate de cumplir con los requisitos legales y considera llevar una rueda de repuesto o un kit de reparación de neumáticos como medida preventiva. En caso de no disponer de ninguno de los dos, podemos arriesgarnos a una sanción que puede alcanzar los 200 euros.

Además, al plantearnos cómo cambiar una rueda del coche no sólo debemos asegurarnos de contar con un neumático de repuesto en caso de pinchazo. Conducir con los neumáticos desgastados también se considera una infracción grave con una sanción que puede llegar a los 200 euros.

Y no sólo no contar con la rueda de repuesto o conducir con las ruedas en mal estado puede implicar una infracción para Tráfico. En este sentido, son bastante estrictos y, si circulamos con neumáticos que no estén homologados bajo la normativa de la ITV, el importe de la multa puede oscilar los 90 y los 120 euros por rueda.

Para evitar multas y problemas legales, familiarízate con las regulaciones locales y asegúrate de que tu vehículo cumpla con los requisitos mínimos de mantenimiento y seguridad.

Cómo cambiar la rueda de un coche paso a paso

Ahora, es momento de pasar a la clase práctica sobre cómo cambiar la rueda de tu coche. Sigue estos pasos cuidadosamente para asegurar un cambio de neumáticos rápido y seguro:

  1. Estaciona el coche en un lugar seguro: Busca un área plana y alejada del tráfico. Activa las luces intermitentes y utiliza el freno de mano.
  2. Coloca triángulos de seguridad: Advierte a otros conductores sobre tu situación colocando triángulos de seguridad a una distancia segura detrás de tu coche.
  3. Afloja las tuercas: Utiliza la llave de ruedas para aflojar ligeramente las tuercas de la rueda antes de levantar el coche. No las retires completamente en esta etapa.
  4. Utiliza el gato para levantar el coche: Posiciona

¿Cuánto cuesta cambiar la rueda de un coche? (2024)

Como propietario de un vehículo, está claro es que si vas a plantearte cómo cambiar las ruedas de tu coche, tengas que hablar primero de presupuestos. Cuánto cobra un taller por remplazar los neumáticos o como mejor nos entendemos todos: ¿Cuánto cuesta cambiar las ruedas del coche? Está claro que todo dependerá en gran medida de las medidas, el tipo de neumático que montemos, el coste de mano de obra o el fabricante que elijamos.

La Asociación Nacional de Distribuidores e Importadores de Neumáticos (ADINE) ha estimado el aumento del precio de cambio de neumáticos para 2024 en un 6% basándose en datos definitivos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En España, el coste medio por el trabajo de sustitución de neumáticos calidad estándar oscila en torno a los 250 euros por neumático, y la media de reposición de las cuatro ruedas se sitúa en torno a los 500€. Es importante recordar que, cuando se sustituye una rueda, suele ser aconsejable cambiar su pareja para evitar que haya discrepancia entre la profundidad de las bandas de rodadura e inestabilidad durante la conducción. 

Cada vez existen más opciones para cambiar las ruedas de un coche con neumáticos más baratos debido a la proliferación de portales de venta directa.

¿Cuándo me cubre el seguro el cambio de rueda?

A la hora de comparar online seguros de coche, debemos focalizarnos no sólo en encontrar el mejor precio para la póliza, sino en las coberturas y garantías adicionales que incluye en función de la modalidad de seguro elegida: terceros, terceros lunas, terceros ampliado o todo riesgo.

En algunos seguros de coche encontramos una garantía denominada «Cobertura por pinchazo de neumáticos«. Ante un pinchazo de rueda, podremos hacer uso de la asistencia en viaje cubierta por nuestro seguro, y solicitar una grúaEl técnico se encargará de reparar «in situ» el pinchazo, o cambiar la rueda del coche. En caso de no ser posible, remolcará tu vehículo a un taller concertado de la aseguradora para que puedan remplazarte el neumático.

Como ves, cambiar la rueda del coche no entraña demasiado misterio y complejidad. Sin embargo, estar preparados ante una emergencia, ser organizados y tener a mano las herramientas necesarias, es crucial.

Qué es y cuáles son las averías del sensor ECT

El Sensor de Temperatura del Refrigerante o ECT (Engine Coolant Temperature) es una pieza clave para el funcionamiento del motor de tu vehículo. Este sistema mide y comunica la temperatura del líquido refrigerante, desempeñando un papel crucial en la eficiencia del combustible, el rendimiento del motor y la prevención del sobrecalentamiento. Lee más sobre el sensor ECT que controla la refrigeración del coche, y descubre por qué es importante para un funcionamiento óptimo de tu automóvil.

Vamos a hablar sobre

¿Qué es el sensor ECT y para qué sirve?

El Sensor de Temperatura del Refrigerante, conocido como ECT por sus siglas en inglés (Engine Coolant Temperature), es una parte crucial del sistema de gestión del motor de un vehículo. Este dispositivo mide la temperatura del líquido refrigerante del motor, proporcionando datos esenciales para el control del rendimiento del motor y la eficiencia del combustible. Descubre en detalle cómo opera y su función vital en este artículo CHECK24.

¿Para qué sirve el sensor ECT del coche?

Medición de la Temperatura: el sensor ECT utiliza un termistor, un dispositivo cuya resistencia eléctrica varía con la temperatura ayudando a su medición. A medida que la temperatura del refrigerante cambia, la resistencia también lo hace.
Información al Sistema de Control: la variación de la resistencia se traduce en una señal eléctrica que se envía al módulo de control del motor. Esta información es crucial para ajustar la mezcla de combustible y aire, el avance del encendido y otros parámetros del motor.
Arranque en Frío: durante el arranque en frío, el sensor ECT informa al sistema para enriquecer la mezcla de combustible, asegurando un arranque suave y eficiente.
Eficiencia del Combustible: el sensor ayuda a optimizar la eficiencia del combustible al garantizar que el motor funcione a la temperatura adecuada.
Evita Sobrecalentamiento: el ECT ayuda a prevenir el sobrecalentamiento del motor al activar el ventilador de refrigeración siempre que es necesario.
Optimización del Rendimiento: contribuye a la optimización del rendimiento del motor y a la reducción de emisiones al ajustar los parámetros en función de la temperatura.

En resumen, el sensor ECT desempeña un papel crucial en el mantenimiento de condiciones óptimas de funcionamiento para el motor, asegurando un rendimiento eficiente y prolongando la vida útil del vehículo.

¿Dónde se encuentra el sensor de temperatura del refrigerante?

El ECT generalmente se encuentra en una ubicación estratégica del motor, cerca del termostato o en el conducto del refrigerante. Aunque la ubicación específica del Sensor de Temperatura del Refrigerante (ECT) puede variar según el modelo y la marca del vehículo. Sin embargo, existen algunas ubicaciones comunes donde podemos encontrar este sensor:

Cerca del Termostato: el termostato controla el flujo del refrigerante y se encuentra en el conducto del líquido refrigerante. El sensor ECT a menudo se coloca cerca de este área para medir con precisión la temperatura del refrigerante.
En el Bloque del Motor: en algunos motores, especialmente en aquellos que no tienen el termostato cerca, el sensor ECT puede ubicarse en el bloque motor.
En la Culata: otro lugar común es la culata del motor. Este posicionamiento permite al sensor detectar rápidamente los cambios de temperatura cerca de la fuente de calor.
En el Radiador: en algunos casos, especialmente en vehículos más modernos, el sensor ECT puede colocarse en el radiador para medir la temperatura del líquido refrigerante que fluye hacia y desde el motor.

Para determinar la ubicación precisa, se recomienda consultar el manual del propietario del automóvil o buscar información en la web de los fabricantes.

¿Cuáles son las señales de fallo en el sensor de temperatura del refrigerante?

Detectar un fallo en el sensor ECT es esencial para prevenir problemas mayores en el funcionamiento del motor. Lecturas de temperatura incoherentes o problemas con el rendimiento del motor pueden ocasionar una mala refrigeración o generar un consumo excesivo de combustible.

Posibles averías en el sensor ECT

Si te preguntas cómo detectar una avería en el sensor ECT del coche, vamos a detallarte algunas de las señales de fallo más habituales.

Indicador de Temperatura Incoherente: la lectura del indicador de temperatura en el panel de instrumentos puede ser inestable, mostrar temperaturas extremas o permanecer en el nivel más bajo o más alto de lo normal.
Problemas de Arranque en Frío: si observamos que el vehículo experimenta dificultades para arrancar en frío, ya que el sensor ECT ayuda a ajustar la mezcla de combustible y aire durante esta fase crítica.
Consumo Excesivo de Combustible: un fallo en el sensor puede resultar en una mezcla de combustible incorrecta, lo que lleva a un aumento en el consumo de combustible. Observarlo es crucial.
Rendimiento del Motor Irregular: podemos notar una pérdida de potencia, tirones o un rendimiento general del motor deficiente debido a la falta de datos precisos de temperatura.
Luz de Advertencia del Motor (Check Engine): la activación de la luz de advertencia del motor en el panel de instrumentos puede ser una señal de un problema en el sistema, y el sensor ECT podría ser la causa.
Sobrecalentamiento o Recalentamiento Excesivo: si el sensor falla y no envía señales adecuadas para activar el sistema de enfriamiento, el motor puede sobrecalentarse.

Es importante abordar cualquier señal de fallo de manera inmediata para evitar problemas más graves en el motor y garantizar un rendimiento eficiente del vehículo. En caso de duda, se recomienda llevar el automóvil a un taller mecánico para realizar un diagnóstico adecuado.

Recomendaciones desde CHECK24 para evitar posibles averías en el ECT

La prevención es clave para mantener el sensor en buen estado. Desde CHECK24 te dejamos algunas recomendaciones de mantenimiento que te ayudarán a prolongar la vida útil del sensor:

Mantenimiento Regular del Sistema de Enfriamiento: revisa y remplaza el líquido refrigerante según las recomendaciones del fabricante. Utiliza refrigerante de calidad y adecuado para tu vehículo. Un refrigerante de baja calidad o inadecuado puede afectar negativamente al sensor ECT.
Mantén el sistema de refrigeración limpio y libre de depósitos y sedimentos que puedan afectar la lectura del sensor ECT.
Inspección Visual del Sensor ECT: con cierta periodicidad, realiza una inspección visual del sensor ECT y sus conexiones en busca de signos de desgaste, corrosión o daños.
Conducción Suave: evita arranques y paradas bruscas así como conducción agresiva, ya que estas acciones pueden someter al motor a cambios de temperatura repentinos.
Revisión del Termostato: asegúrate de que el termostato esté en buen estado. Un termostato defectuoso puede influir en el rendimiento del sensor ECT.
Escaneo Periódico con un OBD-II: realiza escaneos periódicos en taller con un escáner de diagnóstico OBD-II para verificar posibles códigos de fallo relacionados con el sensor ECT.

Al seguir estas recomendaciones, contribuirás a mantener en buen estado el sensor ECT y a prevenir posibles averías.

ITV Digital: qué es, ventajas y cómo pasarla

Es el momento de pedir cita para la ITV y cruzar los dedos para que no nos toque pasar por el taller. Sin embargo, pasar la Inspección Técnica de Vehículos es un trámite obligatorio si queremos seguir circulando con nuestro vehículo. Por ello, las estaciones ITV se han propuesto facilitar la forma en que se llevan a cabo las inspecciones con la puesta en marcha de la llamada ITV digital. Una iniciativa para mejorar la eficiencia, reducir los tiempos de espera y fortalecer la precisión de las inspecciones. Una experiencia cómoda para los propietarios de vehículos que contribuye a mantener la seguridad en nuestras carreteras.

Vamos a hablar sobre

¿Qué es la ITV digital?

Debido a la obligatoriedad de esta revisión, la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) sufre a menudo retrasos y saturaciones en las diferentes estaciones en las que se presta el servicio.

Gracias a la ITV digital es posible ahorrar tiempo y dinero desde nuestros hogares a la hora de acudir a la estación para realizar la inspección. La ITV digital permite reducir los trámites y tiempos durante la Inspección Técnica de Vehículos. A golpe de clic y conectados a internet, podemos solicitar fecha y hora para pasar la ITV por internet y pagar directamente en línea sin necesidad de esperar colas ni realizar trámites posteriores.

Las ventajas de la ITV digital para los conductores

Este nuevo procedimiento ha supuesto una revolución digital en la tramitación de las inspecciones a los vehículos. Pasar la ITV ha dejado de ser una interminable cola de tramitación y esperas solamente para conseguir acceder al centro de inspección. Pero es que además, evitando el proceso administrativo, los conductores no sólo ahorran tiempo sino también dinero.

Las ventajas de la ITV digital son varias:

Ahorro de tiempos de espera. No necesitarás hacer cola, ya que cada conductor tiene asignada una fecha y hora concreta para la revisión del vehículo. Es posible pedir la cita de la ITV digital a través de la web o de la aplicación de la estación de ITV.
Pago telemático. Pagar por internet desde casa facilita que evitemos el proceso administrativo en el centro.
Descuentos. Algunas estaciones de servicio, ofrecen ofertas y descuentos en la inspección de nuestro vehículo por seleccionar la opción de ITV digital con pago online y selección de horas con menor afluencia de revisiones.
Documentación accesible de forma inmediata. Tendremos disponibles la factura e informe de la revisión tanto en formato papel como digitalmente en nuestro correo electrónico.

¿Cómo pasar la ITV digital?

No necesitas conocimientos avanzados de informática o largos trámites. Lo primero será comprar una cita previa ITV en la web o App móvil del centro autorizado de nuestra elección. Para ello, deberemos introducir unos datos básicos sobre nuestro vehículo, seleccionar de entre las disponibles la fecha y hora a la que deseamos ir a la estación, y proceder al pago. Habitualmente se puede pasar la ITV digital con descuento por pagar antes a través de internet, o con tarjeta el mismo día de la inspección.

Una vez hemos reservado para la fecha y hora que nos interesa, y abonado el importe, sólo tendremos que ir a la estación donde tenemos la cita para revisar el estado del vehículo. Para facilitar el acceso y evitar esperas al cliente, en la estación están normalmente señaladas las indicaciones para entrar. Pero, ¿cómo pasarla? Es muy sencillo:

Sigue las indicaciones de acceso y colócate en la línea para entrar a la ITV Digital.
Cuando el personal te lo indique, avanza con el vehículo hasta ubicarlo en la línea de inspección.
Facilita toda la documentación al técnico para pasar tu revisión.
No olvides recoger tu informe y factura de inspección.

¿Dónde pasar la ITV digital? ¿Se puede realizar en todas las estaciones?

La Dirección General de Tráfico muestra un listado de ITVs – estaciones autorizadas de Inspección Técnica de Vehículos – a las que es posible acudir para realizar inspecciones de vehículos o solicitar duplicados de la ficha técnica del vehículo en caso de robo, pérdida o deterioro.

Para pasarla, sólo necesitarás pedir una cita previa a través de la web de la estación de tu preferencia. El precio no será superior al de una ITV física, y es habitual que las estaciones de revisión de vehículos ofrezcan promociones de descuento por el pago online antes de acudir a la estación.

ITV digital vs ITV tradicional: diferencias y recomendaciones de CHECK24

Pedir cita online para la inspección nos permite ahorrarnos las colas de espera, el «papeleo» y el pago de las tasas ya que se puede realizar previamente online a través de la web de la estación a la que queramos acudir.

ITV tradicional
Esperas para acceder
Precio establecido en el centro
Pago en la estación ITV
Recogida de la documentación
ITV digital
Sin esperas de acceso
Promociones y descuentos
Pago con descuento online
Documentación en el email

Recomendación CHECK24 sobre la ITV digital y el seguro de coche

En CHECK24 te recomendamos solicitar un cita por internet para pasar la inspección. Solicitando fecha y ahora para la revisión de tu vehículo ahorrarás tiempo y dinero. Una solución práctica, cómoda y segura para realizar la inspección de tu vehículo.

Como expertos en seguros de coche sabemos lo importante que es anticiparse a la fecha de caducidad de la ITV. Conducir nuestro coche con la ITV caducada además de ser un riesgo para la seguridad vial, es ilegal y sancionado por la DGT, y puede resultar una causa directa para que nuestra aseguradora de coche no nos cubra en caso de siniestro.

Mantenimiento de un coche híbrido: coste y proceso

Realizar el mantenimiento de un coche híbrido por primera vez puede resultarnos un reto. En especial, si desconocemos los cuidados esenciales para mantener en buen estado un vehículo ecológico. Si eres conductor de un coche híbrido y quieres maximizar su rendimiento, es clave que conozcas algunos consejos sobre revisiones periódicas de un motor dual, gestión de la batería o eficiencia energética. En esta guía CHECK24, te orientaremos sobre mantenimiento preventivo de un vehículo híbrido. Garantiza una experiencia de conducción sin complicaciones, y disfruta de tu apuesta por una movilidad más verde.

Vamos a hablar sobre

¿Cuándo es recomendable realizar el mantenimiento de un coche híbrido?

Empecemos por el principio. Si queremos aprender sobre el mantenimiento de un coche híbrido, primero debemos comprender el funcionamiento y particularidades de este tipo de motores.

Los vehículos híbridos ‘puros’ están formados por un motor de combustión (gasolina o diésel), un motor eléctrico y una batería específica. Es decir, se trata de un tipo de vehículo que combina dos sistemas de propulsión diferentes: un motor de combustión interna tradicional (bloque térmico) y uno o varios motores eléctricos. Ambos sistemas trabajan de manera conjunta para proporcionar energía al vehículo y propulsarlo.

Llevar a cabo un correcto mantenimiento del coche híbrido es vital para preservar su rendimiento y longevidad. Pero ¿cada cuánto debemos realizar el mantenimiento de un híbrido? Se recomienda realizar las revisiones periódicas de un coche híbrido al año desde la fabricación o 10.000 a 15.000 kilómetros, aunque este intervalo es orientativo y varía en función del modelo, la antigüedad del vehículo y las condiciones de conducción.

Posteriormente, la recomendación es realizar el mantenimiento de un coche híbrido cada 30.000km – al igual que sucede con los vehículos diésel o gasolina. Y es que aunque los HEV (Hybrid Electric Vehicles) o «híbridos» de toda la vida tienen particularidades mecánicas propias, en cuestiones de mantenimiento mecánico, comparten recomendaciones generales con los coches de combustión tradicional.

En el mantenimiento del coche híbrido debemos prestar especial atención a la batería, sistema de frenos y fluidos, realizar los cambios de aceite indicados según las recomendaciones del fabricante y verificar la eficiencia del sistema de propulsión eléctrica. Un mantenimiento regular garantiza que nuestro coche híbrido funcione de manera óptima, maximizando la eficiencia y seguridad en cada desplazamiento.

Guía para realizar un correcto mantenimiento coche híbrido

Si queremos cómo hacer un correcto mantenimiento de coche híbrido, la clave está en centrarnos en la causa por la que lo definimos como «híbrido». Ya que un motor combinado o que «hibrida» dos motores diferentes, exige cuidados específicos de los componentes que permiten este funcionamiento (la batería eléctrica, el inversor, el convertidor de energía…), así como otros cuidados clásicos de los vehículos de combustión tradicional.

Manual específico de tu coche híbrido

Como es probable que ya hayas adivinado, no existe un manual universal de mantenimiento para un coche híbrido. Ya que cada vehículo es único, y su mantenimiento y cuidado también debe serlo. Sin embargo, existen unas recomendaciones que son aplicables al mantenimiento del coche híbrido, y de cualquier vehículo en términos generales.

Verificar elementos del sistema híbrido
Cambios de aceite, fluidos y filtros
Revisar batería, frenos y neumáticos
Evaluar sistema de escape

Verificar el sistema híbrido

El sistema de un coche híbrido incluye la batería híbrida, el inversor, el convertidor de energía y otros componentes menores. La verificación de este sistema es un aspecto crucial en el mantenimiento de un coche híbrido. Ya que aunque este tipo de vehículos comparten algunas características de mantenimiento con los convencionales, como cambios de aceite y revisión de frenos (que veremos más adelante), el sistema híbrido introduce componentes específicos que requieren revisiones propias.

El mantenimiento regular del sistema híbrido no solo asegura un rendimiento eficiente, sino que también contribuye a prevenir posibles problemas a largo plazo, maximizando así la durabilidad y eficacia del coche híbrido.

Cambio de aceite, fluidos y filtros

En el mantenimiento de coche híbrido, el cambio de aceite, fluidos y filtros es vital para asegurar un rendimiento óptimo del vehículo. La clave está en seguir las recomendaciones del fabricante, que suelen ser algo más específicas en los vehículos ecológicos que en los vehículos convencionales de combustión térmica.

Estos mantenimientos en un sistema híbrido se centran en la eficiencia, por lo que el uso de los lubricantes adecuados es una recomendación esencial. Además, el cambio de los fluidos de manera regular contribuye a preservar la integridad de los componentes, evitar su deterioro y mejorar su durabilidad.

No podemos olvidarnos de los filtros, encargados de mantener limpio el sistema del vehículo, y protagonistas destacados en cualquier buen mantenimiento mecánico.

Revisar batería, frenos y neumáticos

En el contexto del mantenimiento de coche híbrido, la revisión de la batería, frenos y neumáticos es fundamental para garantizar un funcionamiento seguro y eficiente.

Durante cualquier servicio de mantenimiento del coche híbrido, es importante evaluar la salud de la batería híbrida. Esto implica comprobar su rendimiento, capacidad y estado de carga.

La batería es el corazón del sistema híbrido, por lo que su inspección regular es crucial. Verifica niveles, estado y rendimiento para prevenir posibles problemas. Además, se deben inspeccionar los sistemas de propulsión eléctrica y de combustión interna para garantizar un funcionamiento correcto.

Los frenos, especialmente regenerativos – que nos permitirán optimizar el consumo y mejorar la eficiencia – requieren especial atención. Examinar el desgaste de las pastillas y discos nos permitirá conservar una capacidad de frenado correcta. Lo que resulta de vital importancia en términos de seguridad vial.

Además, la revisión de neumáticos debe estar incluida en todo buen mantenimiento de un coche híbrido. Verificar la presión y evaluar el desgaste regularmente, nos permite optimizar la eficiencia y seguridad de nuestro vehículo.

Verificar sistema de escape

La revisión del sistema de escape no debe pasarse por alto en el mantenimiento de un coche híbrido. Aunque los vehículos híbridos tienden a producir menos emisiones por lo que ofrecen a los conductores una opción de movilidad más eficiente, mantener el sistema de escape en óptimas condiciones sigue siendo crucial.

Inspecciona regularmente elementos como el catalizador y el tubo de escape para detectar posibles fugas o corrosión. En algunos casos será suficiente con una comprobación visual, mientras que en otros es posible que tengamos que programar revisiones en talleres oficiales.

Estos problemas, aunque menos comunes en coches híbridos, pueden afectar el rendimiento y la eficiencia. Un sistema de escape en buen estado garantiza que nuestro coche híbrido continúe funcionando de manera limpia, eficiente y respetuosa con el medio ambiente.

¿Cuál es el coste de mantenimiento de un coche híbrido?

Muchos conductores se preocupan sobre el coste medio del mantenimiento de un vehículo híbrido. ¿Es más caro mantener un vehículo híbrido que uno tradicional?

El coste de mantenimiento de un coche híbrido puede variar según diversos factores como la marca, modelo, año y kilometraje del vehículo. En general, los coches híbridos suelen tener costes de mantenimiento muy similares a los vehículos de combustión térmica tradicionales, aunque poseen algunos componentes específicos como las baterías, que pueden resultar más caros de reparar o remplazar.

Sin embargo, aunque el mantenimiento de un coche híbrido incluye cuestiones clásicas como cambios de aceite, revisión de frenos o cambio de neumáticos, la regeneración de energía en la frenada y el menor desgaste del motor de combustión interna se traducen en ahorro a largo plazo.

Recomendaciones y consejos de mantenimiento coche híbrido

Lo primero y más recomendable es revisar las pautas del fabricante, y realizar los servicios de mantenimiento programados para optimizar la eficiencia y prolongar la vida útil del coche híbrido. Estas revisiones permitirán ampliar enormemente la durabilidad y eficacia de tu coche híbrido a lo largo del tiempo.

Conocer cuál es el correcto mantenimiento de un coche híbrido, nos permitirá seguir disfrutando de una conducción eficiente, y el alto estándar de calidad y seguridad que caracteriza a estos vehículos ecológicos.