¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Contacto y ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

¿Cómo puedo recurrir una multa de velocidad por radar?

¿Te ha ‘cazado’ un radar? Las luces parpadean y llegas a casa temiendo recibir el aviso de multa por exceso de velocidad, semáforo en rojo o similares. Todos queremos preservar la economía y ahorrar dinero en sanciones imprevistas. Es normal preguntarse si hay salida alternativa a pagar. La DGT cuenta con un listado sobre los 50 radares fijos y de tramo con más multas en España. ¿Te has cruzado con alguno? En este artículo, te desvelamos el proceso para recurrir una multa por radar. ¡No te resignes a pagar sin antes conocer tus opciones! Defiende tu bolsillo e intereses con nuestra guía completa.

Vamos a hablar sobre

¿Qué tipos de multas por radares se puede recurrir?

De los casi 3.000 radares presentes en las carreteras españolas, 50 de ellos acumularon en 2022 el 28% del total de sanciones. Los radares más activos los encontramos en Andalucía (5 de los que más multas acumulan), Comunidad Valenciana y Castilla y León. A estos, hay que sumarles los cinemómetros móviles (más conocidos con radares móviles) que se ubican aleatoriamente.

Cómo saber si me han puesto una multa por radar se vuelve imprescindible, ya que el desconocimiento de una sanción de tráfico no te exime de la responsabilidad de su pago. Antes de explicarte cómo recurrir una multa de radar, tienes que saber que la infracción es publicada tanto en el Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico de la DGT (TESTRA) como en el Tablón Edictal Único del BOE (TEU). ¿Y qué tipos de multas por radares pueden recurrirse?

¿Qué tipos de multas por radar existen?

En España, existen varios tipos de multas de radar que se pueden recurrir. Algunos de los casos más comunes:

Exceso de velocidad: multas por superar el límite de velocidad establecido en la vía. Los radares registran la velocidad de los vehículos en una determinada ubicación. Pueden ser fijos, móviles o de tramo, midiendo la velocidad instantánea o promedio en un tramo específico. Cómo recurrir una multa de radar por exceso de velocidad incluye revisar la notificación para que todos los detalles que figuran sean correctos. También, puede ser útil solicitar información técnica sobre el radar utilizado, como calibración y mantenimiento.
Infracciones de semáforo: sanciones por no respetar la señal luminosa, ya sea por pasar un semáforo en rojo o no detenerse correctamente. Para recurrir multas de radar por infracciones de semáforo es recomendable verificar los datos de la notificación: incluyendo la fecha, hora y lugar de la infracción. Además, la correcta señalización y visibilidad del semáforo son argumentos que justificar una buena reclamación.
Cámaras de Tramo: multas derivadas de cámaras instaladas en tramos específicos de carreteras donde se controla la velocidad promedio. Para evaluar cómo recurrir multas de radar con cámaras de tramo además de las recomendaciones anteriores, puede ser útil verificar si existía una buena señalización del cinemómetro, así como si contaba con buena visibilidad de la infracción.
Invasión de Carril Bus-VAO: las multas por invasión de carril Bus-VAO se emiten cuando un vehículo circula por un carril reservado para el uso exclusivo de autobuses o vehículos de alta ocupación (VAO). Recopila pruebas de ocupación del vehículo, como testimonios de testigos o registros de pasajeros. También, puedes argumentar una deficiente justificación identificativa de las pruebas gráficas o un ángulo en el que no es posible verificar el número real de ocupantes del vehículo.

Documentación necesaria para recurrir

Recopilar documentación concreta y evidente es esencial a la hora de recurrir una multa de radar en España. A continuación, repasamos el proceso paso a paso, y evaluamos en qué puntos de la documentación es importante prestar especial atención.

Comunicación de la infracción: guarda la notificación oficial de la sanción, ya que contiene detalles cruciales para poder evaluar cómo recurrir una multa de radar. Una inclusión incorrecta de datos como la fecha, hora o el vehículo que aparecen reflejados en la notificación de Tráfico, puede suponer una vía factible para recurrir la multa.
Pruebas Fotográficas: si la multa incluye fotografías, asegúrate de obtener copias de estas imágenes. Analiza cuidadosamente cada detalle para identificar posibles errores o inconsistencias en multas de radar.
Datos del Vehículo: ten a mano la documentación de tu vehículo, incluyendo la matrícula y la ficha técnica. Esto ayudará a verificar que la multa se aplica correctamente a tu vehículo, y puede abrir el proceso de recurrir la multa de radar.
Justificantes y Testigos: si cuentas con testigos o documentos que respalden tu versión de los hechos, recógelos. Pueden ser útiles para demostrar condiciones excepcionales de tráfico o problemas en la señalización, elementos importantes en el recurso de multas de radar.
Datos del radar: siempre es útil conocer el tipo de radar utilizado y su historial de mantenimiento. Puedes solicitar esta información técnica sobre la instrumentación para validar la precisión del dispositivo y validar tu solicitud para recurrir una multa de radar.
Registro de Antecedentes: si no tienes antecedentes de multas por exceso de velocidad, aportar este historial aunque no te exime de responsabilidad puede respaldar tu caso.

Recuerda que la precisión y la exhaustividad son clave al presentar evidencia para aumentar tus posibilidades de éxito a la hora de plantearte cómo recurrir multas de radar en España.

¿Cómo buscar asesoramiento profesional para recurrir este tipo de multas?

Si quieres saber cómo recurrir una multa de radar en España, te facilitamos las claves para obtener un asesoramiento profesional de calidad.

Asesores legales especializados en recursos de multas de radar: buscar abogados especializados en tráfico que entiendan las justificaciones válidas sobre cómo recurrir multas de radar es una ayuda esencial.
Participación en foros y comunidades en línea sobre multas de radar: únete a foros y comunidades en línea donde otros conductores comparten sus experiencias y conocimientos sobre cómo recurrir multas de radar. Puedes obtener recomendaciones de profesionales o empresas confiables.
Empresas de asesoramiento en multas de tráfico y radar: algunas compañías se centran en ofrecer servicios de asesoramiento para multas de tráfico, incluyendo las generadas por radares. Investiga y selecciona una empresa con buena reputación que pueda guiarte sobre cómo recurrir una multa de radar.
Comparadores de servicios legales para recursos de multas: utiliza comparadores de servicios legales en línea para encontrar opciones especializadas en recursos de multas sobre cómo recurrir una multa de radar. Revisa opiniones de otros usuarios para evaluar la calidad del servicio.
Consultas gratuitas sobre recursos de multas de radar: algunos servicios de abogados ofrecen consultas iniciales gratuitas sobre cómo recurrir una multa de radar. Aprovecha esta oportunidad para discutir tu caso, evaluar la viabilidad del recurso y conocer otros costes asociados que quizá no tenías en mente.

Recuerda que contar con asesoramiento profesional es crucial al enfrentar multas de radar. Con CHECK24, no solo comparas seguros, sino que también obtienes orientación sobre coberturas esenciales como la cobertura de defensa de multas, que pueden ayudarte a resolver cómo recurrir multas de radar en España.

¿Cuánto costaría el procedimiento de recurrir una multa por radar?

Acabas de recibir una sanción de la DGT a consecuencia de una infracción de tráfico. Es natural que te preguntes si existe alguna alternativa viable a pagar y cómo recurrir una multa de radar en España. Considerar los costes asociados al procedimiento es vital para estimar de forma realista las ventajas e inconvenientes de esta reclamación.

Aunque las aseguradoras ofrecen entre las coberturas incluidas en la póliza la llamada «Defensa de multas«, y pueden serte de gran ayuda, te facilitamos una visión general para que puedas valorar si merece la pena reclamar la sanción de tráfico por radar.

En general, el rango de precios de abogados especializados en multas de tráfico ofrece servicio legal por un precio medio de entre 100€ y 300€, en función de la experiencia del abogado, gravedad de la infracción, la complejidad del caso y el importe de la multa por radar a reclamar.

Los motivos comunes de multas de tráfico por radar son las multas de radar por exceso de velocidad:

Hasta 20 km/h sobre el límite: 100€
Entre 21 y 30 km/h sobre el límite: 300€
Más de 31 km/h sobre el límite: desde 400€ a 600€, en función de la gravedad.

Otra de las multas de tráfico por radar más habituales son las multas de radar por semáforo e invasión del carril Bus-VAO.

Multa por no respetar un semáforo en rojo: 200€
Multa por circular por carriles destinados al transporte público (bus-taxi): 200€

Es posible consultar en la página web de la DGT cuáles son las principales multas y sanciones asociadas.

¿Cuándo prescriben este tipo de multas?

En España, las multas por radar tienen un plazo de prescripción determinado. Según el artículo 112 de la Ley de Seguridad de Tráfico, al cabo de un año la infracción puede caducar y archivar si no se produce una resolución sancionadora. Aunque el plazo de prescripción variará según la gravedad de la infracción.

La realidad es que la Administración dispone de un plazo de tres meses, seis meses o un año para notificarnos la infracción. Una vez transcurridos estos plazos, si el organismo correspondiente no efectúa la notificación, la multa habrá prescrito. 

Infracciones Leves: las multas por infracciones leves prescriben a los tres meses.
Infracciones Graves: las multas por infracciones graves prescriben a los seis meses.
Infracciones Muy Graves: las multas por infracciones muy graves prescriben al año.

Sin embargo, existen ciertos factores que pueden interrumpir el plazo de prescripción, como el inicio de un procedimiento sancionador o la notificación al infractor. En caso de duda, es aconsejable buscar asesoramiento legal para entender la situación específica y saber cómo recurrir una multa de radar de manera efectiva.

Circular con matrícula extranjera: multa y normativa

Circular con una matrícula extranjera en España durante más de 6 meses consecutivos dentro de un año natural sin iniciar el proceso de matriculación, puede ser sancionable con una multa que oscila entre 500 y 1.500 euros.

Descubre todo lo que necesitas saber para evitar una multa por circular con matrícula extranjera. Desde la normativa y requisitos, las variaciones por Comunidades Autónomas, hasta las posibles multas y sanciones por no contratar un seguro de coche español.

Vamos a hablar sobre

¿Se puede circular con matrícula extranjera en España? Normativa y requisitos

Circular con matrícula extranjera en España es posible, pero está sujeto a normativas y requisitos específicos. Especialmente, aquellos conductores que residen temporalmente en España y quieren circular con su coche de matrícula extranjera evitando sanciones deben regularizar el vehículo, completando procesos de importación y registro.

Esta regularización es crucial para cumplir con la normativa local y de la Unión Europea que regula la circulación de vehículos extranjeros en España. Es esencial actualizar la residencia temporal a tiempo, y cumplir con las obligaciones fiscales y de seguro de coche. No cumplir con estas regulaciones puede acarrear multas sustanciales y otras sanciones. Mantenerse informado y seguir los procedimientos legales garantiza una experiencia de conducción sin contratiempos y evita problemas legales; como una multa por circular con matrícula extranjera sin regularizar el vehículo en España.

Para evitar sanciones debemos considerar cuál es la residencia habitual del propietario del vehículo:

Si resides fuera de España y conduces un vehículo con matrícula extranjera: podrás circular por territorio español siempre y cuando no permanezcas más de 6 meses seguidos en nuestro país. Ya que pasado ese plazo, se considera que constituye tu residencia habitual, y la normativa existente obliga a que matricules el vehículo en España.
Si tu residencia es España: debes realizar la matriculación antes de 30 días para evitar una multa por circular con matrícula extranjera en territorio español.

Esta normativa es aplicable a nivel nacional tanto si se trata de una persona con permiso de residencia, como si la autorización tiene lugar por estudios.

¿Existe una normativa distinta de circulación con matrícula extranjera en las diferentes Comunidades Autónomas?

En términos generales, la normativa para circular con matrícula extranjera en España es uniforme en todo el país. Sin embargo, es crucial tener en cuenta que algunas Comunidades Autónomas pueden tener regulaciones específicas adicionales.

Las variaciones pueden incluir requisitos particulares o procedimientos específicos que deban seguirse en ciertas regiones. Para garantizar el cumplimiento total, se recomienda verificar las normativas locales en cada Comunidad Autónoma y asegurarse de cumplir con todas las exigencias, incluso aquellas que puedan diferir ligeramente de una región a otra. Mantenerse informado sobre las regulaciones locales contribuye a una circulación sin inconvenientes y evita posibles sanciones.

Por ejemplo, con la escalonada implantación de las Zonas de Bajas Emisiones por provincias, es importante conocer cuál es la etiqueta medioambiental que le corresponde a nuestro vehículo con matrícula extranjera, y cómo obtenerla. Ya que en base en la Ley del Cambio Climático y Transición Energética, todas las ciudades y municipios de España con más de 50.000 habitantes han establecido una zona de baja emisiones (ZBE) durante 2023

Multa por circular con matrícula extranjera en España

El incumplimiento de las normativas relacionadas con la circulación de vehículos con matrícula extranjera en España puede resultar en diversas multas y sanciones. De no hacerlo, podríamos enfrentarnos a una multa por circular con matrícula extranjera ya sea por un permiso de residencia vencido, incumplimiento en el pago de impuestos o no suscripción de un seguro de coche con validez en España.

Como hemos visto, no existe multa por circular con matrícula extranjera en España menos de seis meses o, en su defecto, hasta la fecha de aprobación efectiva de la residencia en territorio español una vez solicitada. Una vez aprobada la residencia en España, el plazo máximo para la matriculación del vehículo es de 6 meses.

No importa si se trata una persona con un permiso de residencia por estudios, turista o trabajador temporal. Sea cual sea la situación por la que efectúa la conducción en territorio español, el conductor debe acogerse a la normativa si quiere evitar una multa por circular con matrícula extranjera sin regularizar en España.

Multa por la regularización del vehículo

Cuando se circula con matrícula extranjera, es esencial regularizar el vehículo en España, especialmente si se establece una residencia temporal en el país. La multa por circular con matrícula extranjera y no haber regularizado el vehículo en España puede ser significativa.

Regularizar un vehículo con matrícula extranjera en España implica seguir los procedimientos de importación y registro adecuados, especialmente para aquellos que residen temporalmente en el país. La no realización de estos trámites puede resultar en sanciones económicas considerables. Es esencial completar la regularización a tiempo para evitar multas y garantizar el cumplimiento de las normativas locales y de la Unión Europea. Mantenerse informado sobre los requisitos específicos y cumplir con ellos es fundamental para una conducción legal, y evitar una multa por circular con matrícula extranjera.

Además, es importante considerar que la importación de un vehículo que no procede de la UE es complicada, por lo que es esencial asesorarnos a través de la  Agencia Estatal Tributaria acerca de los pasos a seguir para la importación, así como los trámites y pagos habituales en la aduana.

Por tanto, si has comprado un coche fuera de la Unión Europea, para evitar una multa por circular con matrícula extranjera necesitarás regularizar el vehículo aportando un permiso de conducir en vigor, el permiso de circulación, la tarjeta ITV en vigor con la pegatina visible, y un adhesivo con el país del que procede el vehículo.

Sanción por residencia temporal vencida

La multa por circular con un coche de matrícula extranjera cuando la residencia temporal del conductor en España ha vencido puede variar según las circunstancias específicas y las normativas locales.

Sanciones Administrativas: circular con el permiso de residencia temporal vencido puede resultar en sanciones administrativas. Estas sanciones pueden incluir multas y otras medidas.
Implicaciones en la Regularización del Vehículo: si la residencia temporal ha vencido, regularizar el vehículo puede volverse más complicado. Ya que numerosas gestiones relacionadas con la importación y registro del vehículo pueden requerir un estado migratorio regular.
Aumento del Riesgo de multa ante Control Policial: con el permiso de residencia vencido, hay un mayor riesgo de ser detenido en controles policiales, especialmente si se está conduciendo con matrícula extranjera.
Consultar con Autoridades Migratorias: ante la situación de residencia temporal vencida, se recomienda consultar con las autoridades migratorias para entender las opciones disponibles y los procedimientos para regularizar la situación.

Es fundamental abordar de inmediato la renovación de la residencia temporal, y cumplir con las normativas migratorias y de tráfico correspondientes. En situaciones específicas, puede ser necesario buscar asesoramiento profesional especializado para garantizar un manejo adecuado de la situación y evitar consecuencias legales inesperadas.

Sanción por falta de cumplimiento de las normativas de la UE

La Unión Europea establece normativas específicas para la circulación de vehículos entre países miembros. Asegúrate de respetar las regulaciones de la UE relacionadas con la circulación de vehículos matriculados en otros estados miembros.

Multa por incumplimiento de impuestos

El impago de impuestos asociados a la circulación y propiedad de un vehículo en España puede generar multas. Asegúrate de cumplir con todas las obligaciones fiscales pertinentes para evitar sanciones económicas.

Multa por circular sin seguro español

Contar con un seguro de coche es obligatorio en España. Circular con matrícula extranjera sin un seguro de coche con vigencia en España puede resultar en multas significativas.

La multa por circular con un coche de matrícula extranjera en España sin contar con un seguro válido puede acarrear sanciones importantes. La legislación española requiere que todos los vehículos en circulación tengan un seguro de responsabilidad civil válido en territorio español. Algunas posibles consecuencias por circular sin seguro incluyen:

Multas Económicas: las multas por circular sin un seguro de coche válido pueden ser considerables. No tener seguro de coche contratado supone arriesgarnos a ser sancionados con una multa de entre 601€ y 3.005€.
Inmovilización del Vehículo: en algunos casos, las autoridades pueden ordenar la inmovilización del vehículo hasta que se cuente con un seguro adecuado para no comprometer la seguridad vial.
Problemas Legales Adicionales: circular sin seguro también puede tener implicaciones legales adicionales y dificultar la regularización posterior del vehículo.

Si se utiliza un vehículo extranjero, este debe estar cubierto por un seguro español válido. Regularizar la situación del seguro es esencial para evitar multas y garantizar el cumplimiento de las normativas de tráfico en España.

En resumen, circular con matrícula extranjera en España requiere seguir procedimientos específicos y cumplir con las normativas locales y de la UE. No cumplir con estas regulaciones puede resultar en multas considerables y otras sanciones.

Cuánto es la multa por no tener seguro de coche

¿Contratar un seguro de coche es obligatorio? Puede que hayas adquirido tu primer vehículo pero sólo le vayas a dar un uso ocasional, o que vayas a estar un tiempo sin usar tu coche, o te veas obligado a mudarte al extranjero y dejes tu vehículo estacionado una larga temporada en tu garaje. La respuesta a si debemos tener contratado un seguro para el coche – aunque no lo usemos – es clara: sí, es obligatorio. Uses o no un vehículo del que eres propietario, debes tenerlo asegurado si no quieres arriesgarte a una multa por no tener seguro. Y ahora vamos a contarte por qué y cuánto es la multa por no tener seguro.

¿Es obligatorio tener el seguro del coche?

Como ya hemos anticipado: sí, es obligatorio contratar un seguro para el coche. Según el Real Decreto 1507/2008, sobre el seguro obligatorio de responsabilidad civiltodos los vehículos en circulación propulsados a motor deben estar asegurados. La normativa no deja lugar a duda. Y es que, según la legislación española, el vehículo deberá contar al menos, con el seguro obligatorio mínimo exigido. Que no es más que aquel encargado de cubrir los daños, tanto materiales como físicos, ocasionados por el conductor en caso de accidente. Este seguro mínimo obligatorio recibe el nombre de Seguro de Responsabilidad Civil.

La Responsabilidad Civil Obligatoria es una cobertura básica que ofrecen todas las aseguradoras. Y lo que cubre es, ni más ni menos, los gastos en caso de accidente así como el abono de las indemnizaciones oportunas.

Esta obligatoriedad del seguro circule o no tiene todo el sentido en términos de prevención. Y es que aunque nuestro vehículo no se encuentre en circulación (estacionado en nuestro garaje particular, o en la calle), puede producirse igualmente un accidente. Ya que no todos los accidentes tienen lugar mientras circulamos con nuestro coche. Incluso estacionado, un vehículo puede incendiarse y sufrir un siniestro, e incluso producir graves daños materiales y físicos.

Si tenemos el vehículo asegurado, los gastos derivados de un siniestro correrán de parte de nuestra aseguradora. En cambio, si no contamos con un seguro de coche, tendremos que hacernos cargo nosotros mismos de los gastos derivados de un accidente.

Parece claro que arriesgarnos a no contratar un seguro, puede suponer un coste mucho más alto a corto plazo de lo que podríamos imaginar. Si aun conociendo todos los riesgos de ir sin seguro tienes dudas de cuáles son las consecuencias, y cuánto es la multa por conducir sin seguro de coche, sigue leyendo. Además de los riesgos asociados en caso de sufrir un siniestro, conducir sin seguro de coche implica una serie de sanciones de tráfico.

Multa por no tener seguro: ¿Cuánto tengo que pagar?

Las multas por no tener el coche asegurado son habituales. A pesar de estar clara la obligatoriedad del seguro de coche, algunos conductores aún se plantear dejar su vehículo sin asegurar. Y entonces surgen las dudas: ¿es legal conducir sin seguro de coche?, ¿pueden multarme si voy a pasar la ITV sin el seguro?, ¿necesito un seguro de coche si no lo uso?, ¿cuánto es la multa por no tener seguro?

Circular con coche sin seguro

No tener seguro de coche contratado supone arriesgarnos a ser sancionados con una multa de entre 601€ y 3.005€. El importe final de la multa oscilará en función de factores como fines para los que se utilice el vehículo (personales o profesionales), si el vehículo estaba en circulación o estacionado, tiempo que ha permanecido el coche sin asegurar, si se trata de una infracción recurrente, etc.

Si un agente de tráfico identifica un coche que no tiene seguro, además de imponer una sanción económica (una multa de unos 1.500 €.), podrá inmovilizar el vehículo de la misma forma que sucede para otras infracciones detectadas en controles de drogas o alcoholemia.

Multas por circular sin seguro:

  • Vehículo AM sanción de 1000€.
  • Vehículo A, A2 o A sanción de 1250€.
  • Vehículo B sanción de 1500€.
  • Vehículo C1,C1+E,C,C+E,D1,D1+E,D o D+E sanción de 2800€.

Podemos pensar que circular sin seguro de coche puede ser una infracción difícilmente detectable. Sin embargo, las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado tienen acceso en tiempo real a los ficheros de vehículos (FIVA). Así que ante cualquier incidencia, siniestro o como parte de un simple control, es habitual que revisen la documentación del vehículo y de su conductor, comprobando si el vehículo está asegurado.

Desde el año 2016, la DGT dispone también de radares capaces de consultar en tiempo real si un vehículo está asegurado a través de la matrícula.

Multa por ir sin seguro y sin ITV

Imaginemos que vamos a pasar la ITV caducada sin seguro de coche. En el mejor de los casos, llegaremos a la estación de Inspección Técnica del Vehículo (ITV) sin ser detectados previamente por los agentes de tráfico, y allí tendremos que dejar constancia del permiso de circulación, la ficha técnica del vehículo y del seguro obligatorio

La Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial en su Artículo 78, especifica con claridad que se consideran infracciones “las derivadas del incumplimiento de la obligación de asegurar los vehículos a motor”, así como también se recoge que las estaciones de inspección técnica de vehículos (ITV) requerirán la acreditación del seguro obligatorio en cada inspección ordinaria o extraordinaria del vehículo.» Por lo que no podremos obtener una inspección positiva a no ser que contemos con dicha documentación.

Como hemos visto, la multa por conducir sin seguro oscila entre 601 y 3.005 euros. Además, deberemos sumarle la multa por conducir sin haber pasado la ITV, que actualmente está tipificada por Tráfico como una sanción grave, y se multa con 200 euros.

Más allá de las sanciones, no debemos olvidar que no tener la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) ni el seguro de coche en regla, supone no sólo arriesgarnos a ser multados por Tráfico, sino también a pagar el alto coste que puede implicar poner en peligro la propia vida y la del resto de usuarios de la vía.

Multa por no tener seguro con el coche estacionado

Dejar el coche estacionado en el garaje o abandonado a su suerte en la vía pública para ahorrarnos el seguro de coche o evitar pagar la ITV, es una idea que puede salirnos muy cara. Y es que tanto si circulamos con el vehículo como si no, el Real Decreto 2042/1994 establece que debemos asegurarlo. La única forma de dar de baja el seguro y olvidarnos de pasar la ITV será tramitar la baja temporal del vehículo en Tráfico.

Un vehículo estacionado sin seguro tiene asociadas las siguientes sanciones:

  • Vehículo AM sanción de 650€.
  • Vehículo A, A2 o A sanción de 700€.
  • Vehículo B sanción de 800€.
  • Vehículo C1,C1+E,C,C+E,D1,D1+E,D o D+E sanción de 1500€.

Accidente de coche sin seguro

En caso de producirse un siniestro, siendo o no el conductor del vehículo sin asegurar el responsable del accidente, el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) asumirá y se hará cargo de los daños causados a terceros. Sin embargo, el CSS reclamará de forma posterior al conductor o al propietario del vehículo sin asegurar legalmente.

En el caso de que el conductor del vehículo sin asegurar sea responsable del siniestro, deberá:

  • Abonar el coste de todas las lesiones producidas
  • Hacer frente a la multa por circular sin seguro obligatorio
  • Enfrentarse a la inmovilización del vehículo

En caso de sanción, ¿Paga el conductor o el propietario del coche?

La Ley establece claramente que la responsabilidad de asegurar un vehículo es de su propietario. El propietario de un coche, además de ser la persona que tiene la obligación de contratar una póliza, es también quien tiene la obligación de cambiar la titularidad en Tráfico en caso de compraventa del vehículo. Si no cumple con dichas obligaciones, y el vendedor permanece como titular, se arriesga a recibir una sanción.

La multa al conductor de un vehículo sin asegurar puede ascender hasta 3.000 € (según el tipo de vehículo), además de otras posibles sanciones aplicables en función de las circunstancias: no contar con la ITV en vigor, necesitar arrastre de grúa, lesiones a terceros, etc.

Cómo recurrir multa por no tener seguro obligatorio

Bajo determinadas circunstancias, es posible recurrir una multa por no tener seguro obligatorio contratado. Sin embargo, antes de llegar a ese extremo, es más fácil comparar y contratar un seguro de coche que se adapte a tus necesidades como conductor.

Hay casos en los que es posible recurrir una multa por no tener seguro de coche. Suelen estar relacionados con errores en el Fichero Informático de Vehículos Asegurados (FIVA). Los agentes cuentan con acceso a este fichero y, sólo con introducir la matrícula del coche, pueden verificar de forma telemática y en tiempo real si el coche cuenta con un seguro en vigor. Sin embargo, en ocasiones la información volcada por el fichero puede no ser veraz. ¿Qué puede suceder para que FIVA no muestre nuestro seguro de coche por error?

  • Error en FIVA. Si a la hora de contratar el seguro, aseguradora y asegurado han cometido un error al grabar y comprobar los datos de la matrícula, pese a tener contratado un seguro de coche, el vehículo no constará como asegurado en la base. Es responsabilidad de la aseguradora el registro de los datos en el fichero, pero el asegurado tiene la obligación de comprobar los datos volcados en la póliza antes de proceder a la firma del contrato. Por lo que en estos casos estaríamos hablando de un doble error en el registro de la matrícula.
  • No actualización de FIVA. Pese a haberse realizado la contratación del seguro, FIVA no se actualiza de manera automática. Existe una ventana de tiempo en la que es posible que tu coche no aparezca activo en el FIVA. Esta situación es perfectamente factible en el caso de los seguros por días. Ya que en muchas ocasiones, no figuran en el fichero hasta pasadas 48-72h de la contratación.

A la hora de impugnar una sanción por carecer de la póliza de seguro, será imprescindible que podamos aportar pruebas concretas y claras para que el recurso prospere. Además, será vital que lo hagamos cumpliendo los plazos y procedimientos establecidos para ello. Errores en la documentación solicitada, o recurrir fuera de plazo, pueden impedir que recurramos una sanción de forma efectiva.

En función de diversos factores, las multas por no contar con un seguro de coche oscilan entre los 601 euros y los 3.005 euros. Es importante tener en mente que pagar la multa en periodo voluntario dará derecho a una reducción del 50 % del importe total pero también estaremos renunciando a poder recurrir la sanción.

En el caso de que la multa haya sido impuesta por un error en FIVA, y que realmente sí que contemos con un seguro de coche en vigor, podremos recurrir la sanción con ayuda y mediación de nuestra aseguradora (por ejemplo, si contamos con la cobertura de defensa de multas incluida en nuestra póliza).

Inmovilización del vehículo

Como hemos visto, la multa por no tener un vehículo asegurado puede ascender a 3.000 euros. Pero no sólo eso. Conducir sin seguro de coche, puede implicar la inmovilización del vehículo entre 1 y 3 meses

Así lo estipula la ley LSV 6/2015 mediante su artículo 104 apartado d) en el que se especifica que los agentes podrán inmovilizar el vehículo si se circula con un coche que carece de seguro. La inmovilización o no quedará a criterio del agente.

Además, si en el plazo de 5 días desde la denuncia no se acredita la posesión del seguro, Jefatura de tráfico ordenará el precinto y depósito del vehículo en establecimiento público o en el domicilio del titular. Los gastos asociados a este proceso correrán íntegramente a cargo del propietario.

Lista de morosos en seguros de coche

Estar incluido en una lista de morosos, implica encontrarnos problemas en la contratación de diversos productos y servicios; también a la hora de renovar o contratar un seguro de coche.

Muchas aseguradoras pueden rechazarte como cliente si estás incluido en alguna lista de morosos. Si comprueban que has tenido problemas para pagar otros servicios o bienes, pueden considerar que seas un cliente de alto riesgo de cara a potenciales impagos.

Las compañías de seguros también pueden incluir a aquellos clientes que no efectúan el pago regular de las cuotas pendientes en listas de morosos. Esto suele ocurrir transcurridos cuatro meses desde el impago, o al tercer recibo consecutivo devuelto. Antes de hacerlo, lo notifican al deudor con un mes de antelación.

A diferencia de lo que podríamos pensar, estas listas de morosos de seguros no sólo recogen a los «grandes deudores». Cualquier impago de recibos, por mínimo que sea su importe, es susceptible de aparecer reflejado en los listados de morosidad.