¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Ayuda y contacto
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
lunes a viernes de 09:00 a 21:00, sábados de 09:00 a 18:00 y domingos de 09:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

Qué es y cómo funciona el libro de mantenimiento del coche

El libro de mantenimiento del coche es tu aliado para mantener tu vehículo en óptimas condiciones. Exploraremos qué es y cómo funciona este libro, proporcionándote valiosos consejos sobre cómo aprovecharlo al máximo. Desde el registro de servicios hasta la importancia de los sellos de mantenimiento, en CHECK24 te guiaremos para que puedas utilizar esta herramienta y mejorar la eficiencia de tu vehículo. Descubre cómo el Libro de Mantenimiento puede convertirse en una herramienta de valor en la prolongación de la vida útil de tu coche y en la optimización de su rendimiento.

Vamos a hablar sobre

¿Qué es el libro de mantenimiento del coche y qué información incluye?

El Libro de Mantenimiento del Coche es uno de esos indispensables en la documentación que debemos llevar en el vehículo, ya que contiene información detallada sobre la garantía y coberturas. Además, se incluye un espacio donde registrar el mantenimiento realizado al vehículo: kilometraje, número de orden de la reparación, la fecha, nombre del taller o concesionario y la matrícula. Por último, un apartado específico para que el taller de reparación estampe su sello.

Instrucciones y pautas recomendadas por el fabricante para el cuidado del vehículo
Certificados e informes con las revisiones detalladas
Sellos de mantenimiento de los centros oficiales y profesionales
Registro con todas las visitas al taller

Todos los coches cuentan con el libro de mantenimiento que es facilitado por el fabricante al propietario cuando compra el coche nuevo, o por el anterior propietario si se realiza una compra de segunda mano.

El libro de mantenimiento del coche refleja información detallada sobre los servicios realizados a lo largo de la vida del vehículo. Incluyendo datos clave sobre su «salud» como cambios de aceite, revisión de frenos, sustitución de correas y mantenimientos esenciales realizados.

De esta forma, el historial mecánico del vehículo queda reflejado en el libro de mantenimiento. Un registro de cuidado de nuestro automóvil que no sólo nos ofrece un seguimiento completo de los servicios llevados a cabo sino también, nos permite identificar las posibles necesidades futuras del vehículo. Como calcular los intervalos óptimos entre servicios, o mejorar nuestra anticipación ante potenciales averías.

Cómo funciona el libro de mantenimiento del coche

Saber cómo funciona el libro de mantenimiento del coche es de vital importancia. No sólo explica de forma detallada cómo ha de ser el mantenimiento general de nuestro vehículo de acuerdo a las recomendaciones del fabricante, sino que permite anticiparnos y programar las reparaciones y revisiones necesarias a corto plazo.

En cada entrada se detalla los servicios de mantenimiento y reparaciones realizadas.
Se registran datos específicos como el kilometraje, la fecha, la matrícula, el orden de la reparación y el nombre del profesional.
Se añade un sello de mantenimiento después de cada intervención en taller, validando así la atención recibida.
Se añaden detalles como la duración de las piezas remplazadas o límite de kilómetros para sustituirlas.

Cuando se adquiere un coche nuevo, este cuenta con una garantía del fabricante que se extiende durante determinados años. Sin embargo, la validez de esta garantía del vehículo está sujeta a que realice las revisiones periódicas en talleres oficiales. Este mantenimiento del coche tiene que reflejarse en el libro, y sellarse oficialmente por el taller que lo ha realizado. En caso contrario, la marca puede invalidar por completo la garantía del vehículo.

Acudir al taller para realizar revisión o reparación del vehículo

Acudir a un taller para la revisión o reparación de nuestro vehículo, es tomar una decisión inteligente para optimizar su rendimiento y alargar su vida útil. Ya que los profesionales del taller cuentan con la experiencia y conocimientos necesarios para identificar y abordar cualquier potencial problema mecánico.

¿Cómo se hace? Registrar una revisión en taller dentro del Libro de mantenimiento del coche es un proceso sencillo:

Informe servicios realizados: después de que el taller haya completado la revisión o reparación, solicita un informe detallado de los servicios realizados, incluidos los trabajos específicos y cualquier reemplazo de piezas.
Fecha y Kilometraje: anota la fecha en la que se completó la revisión y registra el kilometraje actual del vehículo. Estos son datos clave para calcular el intervalo de tiempo y la distancia hasta la próxima revisión.
Firma del centro o profesional: asegúrate de obtener la firma o el sello del taller en la entrada correspondiente del Libro de Mantenimiento. Esta validación es esencial para autenticar la información y demostrar el trabajo realizado por profesionales.
Detalles Adicionales: si se realizaron reparaciones significativas o ajustes específicos, es útil anotar estos detalles para tener un registro exhaustivo de la revisión.
Sellos de Homologación: algunos fabricantes de vehículos incluyen espacios específicos para sellos de homologación en el Libro de Mantenimiento. Validan la autenticidad de los servicios ofrecidos por centros oficiales autorizados por los fabricantes.

El taller traspasa los datos de mantenimiento a la DGT

El libro digital de mantenimiento es una herramienta informática disponible gracias a la Dirección General de Tráfico(DGT) que permite a los talleres autorizados anotar las revisiones oficiales, kilometraje, reparaciones y sustituciones realizadas en los vehículos.

Un registro electrónico con el historial de revisiones durante la vida útil del vehículo al que tienen acceso, mediante el número de matrícula y bastidor, los talleres oficiales de la marca y/o adheridos al sistema de libro electrónico de mantenimiento de la DGT.

Los talleres integrados en el servicio del libro electrónico de mantenimiento anotan y comunican a la DGT la información sobre reparaciones y mantenimientos realizadas. Una información de acceso público, que refleja las reparaciones y el mantenimiento realizado sobre un vehículo y anotadas en el libro electrónico de mantenimiento o libro taller.

A continuación, puedes consultar la lista de talleres dados de alta en el sistema del libro taller electrónico de la DGT, actualizado a 2023.

Accede al listado de talleres y asociaciones de talleres dados de alta en el libro taller DGT.

Aunque útil y accesible, aún quedan muchos talleres que todavía no cuentan con la posibilidad de acceso y registro digital en el libro de mantenimiento de coche de la Dirección General de Tráfico.

La DGT incorpora los datos al libro de mantenimiento de coche

El funcionamiento del libro de mantenimiento digital o «libro taller» implantado por la DGT es sencillo.

El propietario del coche acude al taller para que lo revisen o realicen una reparación.
El taller traslada los datos principales (kilometraje, revisiones, reparaciones, etc.) a un sistema de datos facilitado por la DGT para homogeneizar y hacer accesible la información.
La DGT incorpora la información recibida al Registro de Vehículos. Cualquier persona puede solicitar un informe completo de vehículo online, en el que se incluyen datos de averías y reparaciones realizadas en talleres.

Consultar el libro de mantenimiento

Hasta hace poco, el libro de mantenimiento era un archivo encuadernado en formato papel con hojas modelo estandarizadas. Pasábamos una revisión en uno de los talleres oficiales de la marca, y estos reflejaban los servicios realizados. Un archivo que formaba parte de la documentación olvidada que desterrábamos a la guantera del coche.

Sin embargo, el avance de las nuevas tecnologías ha hecho posible que el libro de mantenimiento del coche se haya convertido en un historial accesible digitalmente. Desde hace un par de años, existe la opción de consultar el libro de mantenimiento online en formato digital gracias a la plataforma desarrollada por la Dirección General de Tráfico (DGT).

Es posible consultar online el Registro de Vehículos de la DGT y las revisiones, reparaciones y datos técnicos de un automóvil. Una información pública que puede sernos muy útil si buscamos conocer datos sobre un coche adquirir un vehículo de segunda mano.

¿Es posible descargarse el libro de mantenimiento del coche en pdf y gratis?

Cada vez es más frecuente que los fabricantes del un salto del papel al digital. Es por eso que es relativamente sencillo descargar el libro de mantenimiento del coche en pdf y gratis.

Algunos fabricantes como Renault, Hyundai, o las marcas del Grupo Volkswagen, permiten descargarse gratuitamente desde su web el libro de mantenimiento electrónico.

Además, muchos coches ya no incluyen el libro de mantenimiento en papel, sino que sus fabricantes o marcas, usan una plataforma online específica en la que se van incluyendo todos los datos de registro del paso por el taller.

Documentación para contratar un seguro de coche

Contratar un seguro de coche es burocracia, y todos sin falta asociamos la burocracia a montañas de papeles, viajes infructuosos a oficinas y, en general, mucha frustración. Pero, en la actualidad, contratar un seguro de coche no tiene por qué ser así. De hecho, en la mayoría de los casos puedes contratar tu nuevo seguro desde casa, y consultando solo tres documentos. Aquí te contamos qué documentación necesitas para contratar un seguro de coche.

Documentación para contratar un seguro de coche

De forma general, cualquier aseguradora te pedirá una serie de documentos en los que puedan comprobar las características del coche y de sus conductores. España no deja de ser un país burocrático, y todo, desde tu coche a tu persona, tienen documentos de identidad. Por tanto, al contratar un seguro de coche, independientemente de si lo haces en una correduría, directamente con la aseguradora o a través de un comparador de seguros, pueden pedirte los siguientes documentos.

DNI o NIE

El DNI o NIE es el documento que demuestra que resides en España, requisito habitual de las aseguradoras españolas. Además, las compañías pueden usar tu número de Identificación Fiscal para hacer consultas a bases de datos externas.

Si quieres incluir algún conductor adicional en tu seguro, también deberás tener a mano su carnet de identidad o, por lo menos, número de DNI.

Carnet de conducir

Para asegurarte como conductor, necesitas tener carnet de conducir. Circular sin permiso de conducir, además de una multa, te supondría que el seguro no te cubriera si sufres un siniestro. Así que deberás poder mostrar un documento que demuestre que has pasado el examen de conducir, tanto a las autoridades como a tu seguro.

Además, también tendrán en cuenta otra información que se puede consultar en este documento, como por ejemplo tu antigüedad de carnet.

En este caso, también necesitarás el carnet de los conductores adicionales que quieras asegurar, por los mismos motivos.

Permiso de circulación

Igual que las compañías usan el DNI para identificarte a ti, usarán el Permiso de Circulación para identificar a tu coche. Este es el documento administrativo que autoriza al vehículo a circular por España (y, de forma temporal, por la Unión Europea). Además, también informa de sus características más básicas:

  • Identificación del propietario, ya sea una persona física o jurídica.
  • Matrícula del coche.
  • Fecha de primera matriculación y posibles rematriculaciones.
  • Número de bastidor
  • Marca y modelo
  • Cilindrada y potencia
  • Número de plazas
  • Masa máxima autorizada
  • Combustible que usa

Ficha técnica del vehículo

La ficha técnica también contiene las características básicas del vehículo, y en algunos puntos es igual que el permiso de circulación. Pero, además, incluye otros datos más técnicos:

  • Modificaciones realizadas en el vehículo, una vez han sido homologadas.
  • Tipo de neumáticos recomendados por el fabricante.
  • Medidas de alto y ancho.
  • Distancia entre los ejes.
  • Si es un vehículo de importación.

En este mismo documento también se puede consultar cuándo pasaste la última Inspección Técnica de Vehículos, y hasta cuándo es válida. Tanto si quieres cambiar el seguro de tu coche de más de 4 años de antigüedad, como si estás asegurando un coche de segunda mano, necesitarás probar que está al día con las ITVs, ya que este es un requisito para asegurar un coche.

Certificado de siniestralidad

En general, las aseguradoras no suelen pedir el certificado de siniestralidad. En su lugar, consultan bases de datos externas para comprobar si has tenido accidentes en los últimos 5 años, y si se han producido por tus acciones o por las de otros implicados.

Sin embargo, si tenías tu seguro anterior con una compañía que no participaba en estas bases de datos, sí te pedirán el certificado de siniestralidad. Así, si hasta ahora tenías seguro con Mutua Madrileña o con Verti, entre otras, te pedirán este certificado para cambiar tu seguro de compañía.

Último recibo del seguro

Tu nueva compañía puede pedirte el último recibo de tu anterior seguro por tres motivos:

  • Confirmar que el coche ha estado asegurado anteriormente.
  • Saber cuánto pagabas para mejorarte el precio.
  • Consultar tu número de póliza anterior, para realizar comprobaciones rutinarias.

Factura de compra del coche

Aunque, a día de hoy, es improbable que te pidan la factura de compra del coche, te la pueden pedir para comprobar que, efectivamente, el vehículo es de tu propiedad. En su defecto, necesitarás otro documento que certifique que el coche es tuyo.

¿Y si no me piden estos documentos?

Antes, para contratar un seguro, buscabas una correduría e ibas con toda tu documentación para que te dieran precios. Y, aprovechando que tenías que llevar el último recibo pagado, el corredor podía ajustar la oferta disponible para ofrecerte un buen precio. Sin embargo, a día de hoy, ir a una oficina de corredores no es la única opción para cambiar el seguro del coche.

La realidad es que, en el momento en que vivimos, la mayor parte de trámites se hacen on-line. Así, hasta la más humilde correduría te ofrece la posibilidad de consultar presupuestos en su web. Además, si ya has usado algún comparador de seguros de coche en el pasado, sabrás que las compañías no siempre piden documentación.

Puedes plantearte que, tal vez, si no te han pedido ningún documento, eso suponga que la póliza no esté en vigor. Pero, nada más lejos de la realidad: si has firmado la póliza y pagado la prima, tu seguro está en vigor.

¿Entonces, sigo necesitando todos estos papeles? La respuesta es un categórico sí. Teniendo estos documentos a mano cuando comparas precios para tu seguro, garantizas que la información que des sea lo más veraz posible. Esto te asegurará que el precio sea final y no cambie cuando decidas contratar.

Además, si por el motivo que sea te piden cualquiera de ellos para terminar la contratación, los tendrás a mano, y no tendrás que esperar innecesariamente para que tu seguro entre en vigor.  

Documentación para contratar un seguro de coche por internet

Al usar un comparador de precios para contratar tu próximo seguro, es posible incluso contratar tu seguro sin necesidad de entregar ninguno de estos documentos. Como ya hemos dicho, los tiempos han cambiado, y las compañías de seguros se mueven hacia una realidad menos burocrática.

La información mínima que sí te pedirá cualquier comparador, correduría o compañía de seguros será:

  • Tu número de DNI o NIE. Para hacer un contrato de seguro, al igual que en todos los contratos, será necesario identificarte.
  • La fecha en que te sacaste el carnet de conducir. Cualquier seguro necesitará saber tu antigüedad de carnet para estimar el riesgo.
  • Marca, modelo y fecha de matriculación del vehículo. Para dar estos datos sin riesgo de equivocación (y, mucho más importante, para que no te suba el precio), consúltalos en el permiso de circulación antes de comparar.
  • Los últimos 5 dígitos de tu póliza anterior. Todas las aseguradoras piden este dato para cerrar la contratación. Si usas nuestro comparador de seguros, te pediremos los últimos 5 dígitos de tu póliza para poder completar la contratación, sin que tú tengas que volverte loco con los trámites.
  • Además, información acerca del uso que le das al coche, para ajustar el riesgo. No necesitarás documentación para dar estos datos.

Documentación para contratar un seguro de coche: conclusión

Si has soltado un suspiro de alivio al ver que apenas te van a pedir documentación para contratar un seguro de coche, te entendemos. Cambiar de seguro es uno de esos trámites que, por cambios en el precio y por papeles que te van a pedir, puede no ser apetecible. Pero, sabiendo que los documentos que te van a pedir se han reducido tanto, cambiar de seguro te resultará mucho más fácil.

Y, además, al comparar precios a través de CHECK24, puedes filtrar tus presupuestos por precio final, para garantizar que el precio que veas en el comparador será el que finalmente pagues por tu seguro.

¿Qué documentos hay que llevar en el coche?

Si te hablamos de los papeles del coche, seguro que te viene a la cabeza esa carpeta de documentación que llevas en la guantera de tu vehículo. Esa que solo ve la luz en las citas de la ITV y si pasas por un control de carretera y que, en caso de algunos conductores, ni siquiera saben qué contiene exactamente. Tenemos la costumbre de, en las situaciones en las que nos la piden, entregar toda la documentación sin pensar. Pero si faltara algún documento, o no estuviera en condiciones como para leerlo, podrían incluso multarte. Nunca está de más conocer qué documentos hay que llevar en el coche, así que aquí repasamos qué impresos necesitas tener para evitar cualquier problema en carretera.

Documentos que hay que llevar en el coche obligatoriamente

Los siguientes documentos deben llevarse a bordo del vehículo siempre. En caso de que no quieras llevar el original para que no se estropee, necesitarás una copia compulsada. Es decir, tendrás que ir a un organismo judicial o administrativo para que certifiquen por escrito que la copia es idéntica al original. No valdría una fotocopia normal, porque las autoridades pensarán que podría haber sido manipulada.

Carnet de conducir

A estas alturas no hace falta explicar que, si conduces, debes tener el carnet de conducir en vigor. Además, deberás llevarlo encima mientras conduzcas, para poder demostrar que, efectivamente, estás autorizado.

Si acabas de presentarte al examen y todavía no tienes tu carnet definitivo, la Jefatura de Tráfico te dará una autorización provisional de cartón con la misma validez, hasta que recibas tu carnet.

Permiso de circulación

Al igual que el carnet de conducir demuestra que has pasado el carnet de conducir, el permiso de circulación sirve para que las autoridades vean que el coche está correctamente registrado.

Ficha técnica o tarjeta de ITV

Además de estar registrado, tu coche debe cumplir unos requisitos técnicos para que se le considere seguro y en condiciones para circular. Es por ese motivo que, pasados 4 años después de la primera matriculación, tu coche debe pasar una inspección técnica.

Tanto coches nuevos como más antiguos deben llevar la ficha técnica, pero esta ha cambiado recientemente. Los coches matriculados antes de 2016 llevan la cartulina verde timbrada tradicional, mientras que los más nuevos llevan la eITV, o ITV electrónica. Ambos documentos tienen la misma validez y contienen, a grandes rasgos, la misma información.

Además, desde el momento en que tengas obligación de pasar la ITV, deberás poner la pegatina con el periodo de validez de la inspección en el parabrisas del coche. De esta forma, a las autoridades les resultará fácil ver que tienes la ITV en vigor.

Documentos que ya no es obligatorio llevar en el coche

Por suerte, gran parte de la documentación que hemos visto aquí se está modernizando. Así, ya hay alternativas digitales a llevar muchos de estos papeles originales.

Actualmente, la app miDGT permite consultar tu carnet de conducir y el permiso de circulación de los coches registrados a tu nombre. Y, lo más importante, las autoridades aceptan la documentación disponible en esta aplicación con la misma validez que los originales en papel.

En cuanto al seguro del coche, es habitual llevar una copia de la póliza y el último recibo pagado. Sin embargo, desde el año 2008, no es necesario. En esta fecha las autoridades empiezan a consultar el fichero FIVA. Esto supone que no necesiten ni siquiera pararte para comprobar si llevas el coche asegurado.

En cualquier caso, llevar el último recibo pagado no hace daño a nadie, y puede ser útil por si hubiera alguna irregularidad en el fichero o con tu compañía aseguradora, o si te hicieran un control en una zona sin cobertura, donde no pudieran consultar el fichero FIVA.

¿Y si me falta alguno de estos documentos?

Cualquier obligación tiene una consecuencia para quien la incumple. Los papeles del coche, aunque sea algo que normalmente no tengamos muy presente, no se escapa a esta realidad. Así, habrá diferentes multas si te faltan papeles obligatorios, que irán de menos a más graves en función de si han sido por un despiste o con intención de cometer un fraude.

Multas por falta de documentación

Como te imaginarás, ya que estos documentos son obligatorios, no llevarlos puede suponerte multas. Sin embargo, las circunstancias por las que no los tengas harán que esas sanciones sean testimoniales, o más graves e incluso penadas con cárcel.

Así, no tener alguno de estos documentos, por ejemplo porque te has dejado la cartera en casa, es la multa menos grave. Por cada documento obligatorio que te falte, recibirás una sanción administrativa de 10 €.

Por el contrario, si en cualquiera de ellos tienes información falsa o desactualizada, la multa será de 80 €. Por ejemplo, si los datos del coche en el permiso de circulación no son los correctos o si la dirección de tu carnet de conducir y la de tu DNI no coinciden.

En el caso de documentos con fecha de caducidad y que debas renovar periódicamente (en este caso, carnet de conducir e ITV), si circulas con ellos caducados la sanción será de 200 €.

Por último, las sanciones más graves serán por conducir con el carnet de conducir retirado, ITV negativa o por no tener permiso de circulación para el coche. En cualquiera de estos casos, te pondrán una multa de 500 €. Y, en el caso de conducir sin carnet, puedes enfrentarte hasta a penas de cárcel.

Además, en el caso del seguro, aunque no tengas que llevar justificante de que lo tienes contratado, sí podrán multarte si circulas sin seguro. La multa por circular sin seguro va de los 601 € a los 3.005 €, además de que inmovilizarán tu vehículo.

Qué hago si me faltan estos papeles

Si has perdido alguno de estos papeles, o con el paso de los años se están rompiendo y parece que no se van a poder leer, no te angusties. Todavía puedes evitar la multa.

Si has perdido alguno de estos documentos, o te han robado, tendrás que poner una denuncia en una comisaría. De esta forma se podrá evitar que se usen para cometer fraude.

A continuación, tendrás que pedir cita en la Jefatura Provincial de Tráfico que te corresponda para pedir el duplicado del carnet de conducir o de la Tarjeta de Inspección Técnica.

En cuanto a documentos que no caducan, igualmente deberás ir a la Jefatura Provincial de Tráfico para pedir un duplicado.

Conclusión

No nos paramos a pensar en los papeles que viajan con nosotros en la guantera del coche, pero no tenerlos puede suponer multas. En estas cuestiones, saber qué documentos hay que llevar en el coche y tenerlos todos en regla puede ahorrarte el mal trago de tener que pagar multas.

Y, en el caso del seguro, confía en CHECK24 para comparar tu próximo seguro de coche. Comparar seguros es la manera más cómoda, rápida y barata de encontrar el seguro que más se adapte a tus necesidades. Aprovecha y revisa el precio de la póliza de tu coche y, ¡empieza a ahorrar en el seguro!