¿No tienes ninguna cuenta todavía? Empieza aquí.
Contacto y ayuda
Nuestros expertos en seguros están a tu disposición
Lunes a viernes de 9:00 a 21:00, y sábados de 9:00 a 15:00
+34 924 924 050
(tarifa nacional; si llamas desde el extranjero puedes incurrir en gastos adicionales)
También puedes contactarnos por correo electrónico: seguros@check24.es

¿Cubre pintar el coche mi seguro a todo riesgo?

La elección de un seguro a todo riesgo para tu vehículo es una decisión crucial. Y una de las preguntas más frecuentes entre los conductores es si este tipo de póliza cubre los gastos de pintura en caso de daños derivados de un siniestro. ¿Es posible darle un nuevo brillo al automóvil sin vaciar nuestra cuenta bancaria?, ¿el seguro a todo riesgo cubre la pintura de mi coche? En este artículo, exploraremos detalladamente las coberturas que ofrece un seguro a todo riesgo. Veremos además, si es posible hacer que nuestro vehículo vuelva a lucir como salido de fábrica evitando las temidas penalizaciones por dar parte al seguro.

Vamos a hablar sobre

Lo primero que debes conocer es que, si quieres que el seguro de coche te cubra daños propios a tu vehículo, es necesario contratar un seguro de coche a todo riesgo. Ya que los seguros de coche a terceros o terceros ampliado no incluyen entre sus coberturas ningún daño propio que pueda recibir la chapa del coche, incluida la pintura. A menos, que este haya sido provocado por una tercera persona culpable del accidente. Si quieres pintar el coche gracias a la póliza de seguro a todo riesgo, sigue leyendo. Te contamos todo lo que necesitas saber.

Si tu coche ha sufrido daños tras un siniestro y cuentas con un seguro a todo riesgo, es probable que la aseguradora se responsabilice. No obstante, se encargará de peritar los daños del vehículo antes de autorizar una reparación de cualquier elemento. Lo que incluye pintar el coche con el seguro a todo riesgo.

Y si tengo un seguro con franquicia, ¿me pintarían el coche?

Cuando optamos por un seguro a todo riesgo con franquicia, es importante entender cómo afecta esto a las coberturas. Pintar el coche con un seguro a todo riesgo no implica siempre coste cero. Y es que lo primero que tenemos que comprender de esta modalidad de seguro es el concepto de «franquicia».

En el contexto de un seguro de coche, la «franquicia» se refiere a la cantidad de dinero que el asegurado debe pagar de su propio bolsillo antes de que la aseguradora comience a cubrir los gastos relacionados con un siniestro. Es una especie de «copago» entre compañía aseguradora y asegurado, que se aplica en caso de accidentes, daños o pérdidas cubiertas por nuestra póliza de seguro.

Por ejemplo: imaginemos que nuestra póliza contempla una franquicia de 250€. Damos parte al seguro tras un siniestro, y el taller estima el coste de pintar el coche con el seguro a todo riesgo en 450€. Como asegurados tendríamos que pagar los primeros 250€, y la aseguradora cubriría los 200€ restantes.

En caso de daños en la chapa o en la pintura del coche que procedan de distintos siniestros, las aseguradoras analizan los daños por partes. Pintar el coche con el seguro a todo riesgo exige que la aseguradora divida nuestro coche en distintas «zonas». Si tenemos golpes o rozaduras de diferentes siniestros, cada zona requerirá de su parte propio e individual. En cambio, si los arañazos o abolladuras proceden de un mismo golpe o accidente, entonces se podrá dar un único parte. 

Esto afecta enormemente en el caso de los seguros de coche a todo riesgo con franquicia. Ya que el caso de que se considere que cada imperfección o desperfecto procede de un siniestro distinto, tendrás que pagar el importe de la franquicia tantas veces como zonas necesiten reparación. Por el contrario, si todos los daños proceden del mismo siniestro, tan sólo se abonará la franquicia en una ocasión.

Otro aspecto a considerar es el precio del vehículo. Y es que, si nuestro vehículo es muy antiguo o su valor de mercado es muy bajo, el coste por pintar el coche con el seguro a todo riesgo puede ser demasiado elevado o no estar cubierto por el seguro.

¿En qué casos no podría pintarme el coche el seguro a todo riesgo?

Aunque los seguros a terceros o terceros ampliado no cubren daños propios, son muchos los propietarios y conductores que creen que es posible pintar el coche con un seguro a todo riesgo sin ningún tipo de sobrecoste.

Aunque es cierto que un seguro a todo riesgo ofrece una amplia cobertura, hay situaciones específicas en las cuales la pintura del coche puede no estar cubierta. Existen casos particulares que se extienden más allá de los límites de una póliza incluso tratándose de un todo riesgo sin franquicia.

Una compañía de seguros de coche divide el coche en cinco partes: frontal, dos laterales, trasera y techo. Es decir, si quisieras pintar el coche entero con un seguro a todo riesgo en el que se cubran tus propios daños, serían necesarios cinco partes individuales para poder reparar íntegramente la carrocería. Una pintura que no saldría rentable de cara a la aseguradora ni tampoco al asegurado. Que tendría que afrontar el pago de una prima desorbitada para afrontar este tipo de costes.

Lo cierto es que hay compañías que ofrecen la opción de pintar el coche entero con una póliza a todo riesgo. Pero sólo tras haber cumplido un número de años de antigüedad en la compañía determinado, y sin haber declarado ningún parte de accidente.

¿Qué puedo hacer para pintar el coche con el seguro a todo riesgo? Pasos a seguir…

Si deseas pintar el coche con tu seguro a todo riesgo, es esencial conocer los pasos para solicitar a tu compañía aseguradora esta reparación. Desde la evaluación de daños hasta la gestión de los trámites con el taller, te asesoramos para que puedas solicitar esta cobertura tan habitual.

Evalúa los Daños: identifica arañazos, abolladuras y cualquier otro desperfecto que desees reparar. Cuanta más información tengas, mejor podrás comunicarlo a tu aseguradora. Es clave para que el perito pueda realizar un estudio completo del vehículo.
Contacta a tu Aseguradora: ponte en contacto con tu compañía de seguros para informar sobre los daños y obtener detalles sobre la cobertura de pintura en tu póliza.
Peritación del vehículo: algunas aseguradoras requieren una evaluación profesional antes de aprobar la reparación.
Programa una cita con un taller de confianza: si pertenece a la red de talleres concertados de tu aseguradora, es probable que puedan realizar una evaluación detallada y facilitarte un presupuesto en el menor tiempo para pintar tu coche con el seguro a todo riesgo.
Obtén la aprobación: una vez que hayas obtenido el presupuesto, envíalo a tu aseguradora para su aprobación. Asegúrate comprobar datos como cualquier franquicia o costes adicionales que puedan aplicarse.
Reparación del vehículo: una vez aprobado, coordina con el taller para programar la reparación. Después de la reparación, realiza una inspección minuciosa para asegurarte de que todos los trabajos se realizaron según lo acordado.
Conserva la Documentación: guarda todos los documentos relacionados con la reparación, incluyendo facturas y cualquier correspondencia con la aseguradora. Esto será útil en caso de futuras preguntas o reclamaciones.

¿Qué consecuencias podría tener pintar el coche con el seguro a todo riesgo?

Aunque pintar el coche esté cubierto por tu seguro a todo riesgo, es importante ser consciente de las posibles consecuencias. En la mayoría de los casos, la preocupación de los conductores gira en torno al aumento en la prima del seguro para el próximo año y la pérdida de bonificaciones que podrían surgir como resultado de presentar un parte por daños en la pintura.

Pagar más por el seguro en el próximo año

Pintar tu coche mediante el seguro a todo riesgo puede ocasionar un aumento en la prima el próximo año. Vamos a analizar por qué sucede y qué medidas puedes tomar para minimizar esta subida en el precio de tu seguro de coche.

En términos generales, lo habitual que al ir dando partes, se aplique una política bonus-malus que pueda provocar una subida del precio de la póliza.

Aunque algunas compañías de seguros como Mutua Madrileña incluyen como parte de sus argumentos de venta la posibilidad de dar una cierta cantidad de partes al año sin riesgo de pasar a la zona Malus y que se eleve el precio del seguro de coche. Otras, como el caso de Verti, ofrecen un seguro a todo riesgo específico – el seguro a todo riesgo «Pintón» – con el que es posible pintar el coche gratis a partir del tercer año, siempre y cuando no hayamos dado partes culpables.

Muchos asegurados optan por acumular partes o adherirse a estas modalidades de seguro a todo riesgo para pintar el coche sin penalizaciones.

Perder bonificaciones

Presentar determinado número de partes por daños en la pintura del coche con un todo riesgo también puede resultar en la pérdida de bonificaciones acumuladas. ¿El motivo?

Siguiendo la lógica anterior, al igual que se penaliza en el precio de renovación del seguro un elevado número de partes, si eres buen conductor, no das partes al seguro, y mantienes un buen historial de siniestralidad, obtendrás una bonificación mayor y conseguirás un mejor precio de renovación del seguro. Es decir, para que puedas ahorrar y renovar la póliza al año siguiente por menos dinero.

Cada aseguradora tiene su propio sistema de bonificaciones para el seguro del coche, por lo que es esencial conocer cuáles son los criterios que se tienen en cuenta y evitar penalizaciones. ¿Son importantes las bonificaciones a la hora de conseguir el mejor precio de seguro de coche? Rotundamente sí.

Y no sólo las bonificaciones para grandes descuentos de hasta el 60% de la prima. Las compañías aseguradoras suelen también aplicar bonificaciones parciales año tras año, de entre el 5% y el 10% en función de la antigüedad en la compañía, historial de siniestralidad y modalidad de seguro elegida.

Robo de matrícula de coche, ¿qué hacer?

El robo de la matrícula de tu coche puede generarte preocupación y complicaciones, ya que los vehículos en España no pueden estar sin matrícula, sin importar si están circulando o se encuentran estacionados. Este hecho podría provocar que los servicios municipales se lleven nuestro coche al depósito. Enfrentarse al robo de un elemento obligatorio del vehículo requiere actuación inmediata y conocimiento de los pasos a seguir. En este artículo, exploraremos qué hacer si te roban la matrícula del coche. Desde la denuncia a la policía hasta la notificación a tu aseguradora y la obtención de un duplicado.

Vamos a hablar sobre

¿Qué debería hacer si me roban la matrícula del coche?

La matrícula del coche en España es una placa formada por cuatro dígitos y tres letras consonantes que permite a las autoridades identificar el propietario del vehículo y las características del mismo. Es algo así como el «DNI» de tu vehículo. Por lo que el robo de la matrícula de coche puede ser un verdadero problema.

Según el Anexo XVIII del Reglamento General de Vehículos:

Las placas tienen que ser reglamentarias y homologadas
No deben estar desgastadas ni sucias
Se deben leer bien a distancia todos los números y las letras
La iluminación de la matrícula tiene que funcionar correctamente
Los números y letras deben coincidir con los de la base de datos de la DGT

El robo de la matrícula de coche no solo representa la pérdida material de un elemento esencial y obligatorio para circular con nuestro vehículo en España, sino también un desafío emocional que requiere calma y respuesta rápida.

El primer paso y crucial para contribuir a la seguridad pública debe ser siempre reportar el robo de la matrícula a las autoridades. Posteriormente, ponernos en comunicación con nuestra aseguradora. Comprender la cobertura de tu póliza de seguro de coche se convierte en esencial, ya que garantizará tu seguridad momentos de incertidumbre como este.

Reporta el robo ante la policía

Dirígete a la comisaría más cercana y presenta una denuncia formal sobre el robo de tu matrícula. Proporciona todos los detalles relevantes, como el lugar y la hora del incidente (si tienes constancia). Esta denuncia es crucial para documentar la pérdida como parte de nuestro respaldo legal, colaborar con las autoridades y contribuir a la prevención de delitos relacionados con el uso indebido de matrículas robadas. La colaboración con las fuerzas policiales no solo es un deber ciudadano, sino que también contribuye a la seguridad pública de todos los ciudadanos.

Recuerda llevar contigo documentación para denunciar el robo de la matrícula. Esta información facilitará el proceso y asegurará que la denuncia sea completa.

Documento de identidad
Documentación del vehículo o datos como la marca y modelo
Número de bastidor

Notifica el robo a tu aseguradora

Inmediatamente después de realizar la denuncia, comunica el incidente a tu compañía de seguro de coche. Algunas pólizas cubren el robo de matrículas, y una rápida notificación puede protegerte frente a futuras reclamaciones de daños por el uso indebido de matrículas. Tan pronto como te des cuenta del robo de matrícula, ponte en contacto con tu compañía de seguros para informarles del incidente.

Proporciona todos los detalles, incluyendo la fecha, hora y lugar de la sustracción si lo conoces. La rapidez en la notificación es esencial, ya que algunas pólizas contemplan plazos específicos para reportar este tipo de siniestros, y algunas incluso incluyen cobertura por gastos asociados con la obtención de un duplicado.

Infórmate sobre las coberturas que cubre tu póliza de seguro frente a robo. Mientras que en algunos seguros de coche a terceros el robo de matrícula no está contemplado, en determinados seguros de coche a Todo Riesgo suele estar incluido.

Duplicado de matrícula

Solicitar un duplicado de matrícula tras el robo es esencial para evitar multas por circular sin matrícula y garantizar que tu vehículo cumpla con las normativas viales.

Un gran número de talleres oficiales pueden instalarte una nueva matrícula homologada en el coche siempre que la documentación que facilites para el duplicado (permiso de circulación e ITV) coincida con los datos que tiene registrados la DGT sobre el vehículo.

El precio del duplicado tras el robo de matrícula oscila entre los 20 y 50 euros. Si embargo como hemos visto, algunos seguros cubren el coste del duplicado de matrícula.

Vigila cualquier uso indebido

Mantente alerta ante posibles usos indebidos de tu matrícula robada. Esta podría ser utilizada en actividades ilegales, como la clonación de vehículos o la comisión de delitos.

Mantén una atención especial a cualquier actividad sospechosa que involucre tu matrícula robada. Informa a las autoridades de cualquier hallazgo y colabora en la investigación. Esta vigilancia activa no solo protege tu integridad legal, sino también contribuye a mantener la seguridad de todos.

¿El seguro cubre el robo de la matrícula del coche?

Es crucial comprender la cobertura de tu seguro. Muchas pólizas de seguro de coche incluyen protección contra el robo de matrículas, pero las condiciones pueden variar. Revisa detenidamente los detalles de tu póliza y notifica el robo a tu aseguradora para entender completamente cómo estás protegido.

¿Para qué se usan las matrículas robadas?

El robo de matrículas puede ser empleado en diversas actividades ilegales, como la clonación de vehículos, eludir controles policiales o cometer delitos. Reportar el robo es fundamental para evitar implicaciones legales y colaborar con las autoridades en la prevención de estas prácticas delictivas.

El uso de matrículas robadas en la comisión de delitos es una seria amenaza para la seguridad pública. Los criminales pueden utilizar matrículas sustraídas para encubrir sus actividades ilegales, dificultando la identificación de los vehículos involucrados. Esta práctica no solo representa un desafío para las fuerzas del orden, sino que también puede implicar consecuencias legales para los propietarios legítimos de las matrículas. La colaboración ciudadana y la pronta notificación a las autoridades sobre el robo de matrículas son medidas cruciales para prevenir y abordar el uso indebido de estos documentos en la perpetración de delitos.

En caso de robo, ¿pueden multarte por no circular sin matrícula de coche?

Circular sin matrícula puede resultar en multas significativas. El robo, pérdida de matrícula o, simplemente, circular con ella en mal estado, rota o sin ser suficientemente legible debido por ejemplo a la suciedad, conlleva sanciones que ascienden a unos 200 euros de multa.

Permanecer en contacto con las autoridades y seguir los procedimientos adecuados minimiza cualquier riesgo de sanciones y facilita la recuperación de la normalidad legal en caso de robo de la matrícula.

Consejos y recomendaciones para evitar el robo de la matrícula del coche

Proteger tu matrícula de posibles robos es esencial para prevenir complicaciones y asegurar la integridad de tu vehículo. Aquí tienes algunos consejos y recomendaciones para evitar el robo de matrícula:

Usa tornillos antirrobo: Instala tornillos antirrobo para dificultar la extracción de la matrícula, disuadiendo a posibles ladrones.
Estaciona en lugares bien iluminados y vigilados: Opta por estacionamientos seguros y bien iluminados, lo que reduce el riesgo de robo.
Considera la instalación de cámaras de seguridad: Coloca cámaras de seguridad cercanas a tu vehículo, que puedan disuadir a posibles ladrones y proporcionar pruebas útiles en caso de robo.
Revisa regularmente la presencia y estado de tu matrícula: Realiza revisiones periódicas para detectar posibles robos o defectos, y tomar medidas rápidas si es necesario.

Como hemos visto, una actuación rápida, estrecha colaboración con las autoridades y eficiente notificación a nuestra aseguradora, así como la implementación de medidas adicionales de seguridad, son medidas clave en caso de producirse el robo de la matrícula de nuestro vehículo.

Listado de coches robados en España

¿Es tu coche un modelo de vehículo atractivo para los delincuentes? Este 2023 en nuestro país, se ha registrado un promedio de 87 vehículos robados al día. ¿Hay unos coches más fáciles de robar que otros?, ¿existen consejos para prevenir el robo de un coche?

A continuación, te mostramos un listado de los coches robados por modelo que encabezan la clasificación de los coches más robados en España. Identificar estos vehículos y sus vulnerabilidades de seguridad es esencial para tomar medidas preventivas y proteger tu garantía de movilidad.

Vamos a hablar sobre

Ranking de 10 marcas de coche más robados

España es el quinto país de la UE con más sustracciones de vehículos, con una tendencia al alza. En junio de 2023, ya se habían robado 1.184 vehículos más respecto al mismo período del año anterior. ¿Se encuentra tu vehículo en el listado de coches robados en España en el 2023? Pues por desgracia, además de la necesidad de mantener medidas de prevención y seguridad especiales para evitar la sustracción del vehículo, es probable que pagues una póliza de seguro de coche algo más cara.

Esto es así ya que tanto el modelo del vehículo como su ubicación (si lo aparcamos en la calle en zonas con elevados índices de delincuencia y mayores probabilidades de robo) son factores que influyen en el precio del seguro.

¿Cuáles son las marcas que encabezan el listado de coches robados en España?, ¿en qué provincias se roban más coches?, ¿cómo son este tipo de robos y cómo prevenirlos? Presta mucha atención porque los ladrones entienden de modelos y prefieren unos vehículos a otros. Así que si tienes uno de los mencionados, incrementa la seguridad porque puedes estar en el radar de los criminales.

Este es el listado de los vehículos más robados en España:

Seat Ibiza
Volkswagen Golf
Seat León
Ford Focus
BMW Serie 3
Opel Astra
Volkswagen Polo
Citroën Xsara
Renault Megane
Peugeot 206

¿Cuáles serían los modelos más robados?

Si buscamos saber cuáles son los modelos que más sobresalen en el listado de coches robados, Seat Ibiza y Seat León, junto con el Volkswagen Golf, son los preferidos por los ladrones. Se trata de automóviles que lideran el ranking de los más vendidos en España, lo que hace especialmente sencillo para los delincuentes colocar sus piezas en los mercados de segunda mano de vehículos.

En el TOP 10 del listado de coches más robados en España encontramos además de los Seat Ibiza, Volkswagen Golf y Seat León, los Ford Focus, BMW Serie 3, Opel Astra y Volkswagen Polo. Pero todas las unidades y modelos no tienen igual de atractivo para los delincuentes.

Si nuestro modelo de coche es antiguo, representa un filón de beneficio extra para los ladrones. Ya que las piezas y repuestos de estos vehículos descatalogados y más viejos son más difíciles de encontrar, por lo que tienen un buen encaje y ofrecen interesantes beneficios en los mercados de segunda mano.

¿Qué vehículos son más robados, los antiguos o los nuevos?

La tecnología avanza también para las malas prácticas. Y es que los ladrones de coches también han perfeccionado y modernizado las técnicas de sustracción de vehículos. El modus operandi del robo de coche es ahora distinto, y ya no sólo hablamos de ventanillas rotas por robo, o puente en el arranque del automóvil. Con la digitalización de las llaves inalámbricas, los delincuentes ya no necesitan ni siquiera manipular la cerradura, sólo tienen que simular la señal de apertura. Por lo que en el listado de coches robados figuran ahora tanto vehículos antiguos como más nuevos.

La tendencia al robo de un coche varía en función de distintos factores. Y aunque la antigüedad del vehículo afecta determinantemente a su probabilidad de robo, es la la seguridad incorporada en el automóvil la que marca la diferencia sobre si es o no un coche más propenso a la sustracción. ¿Por qué y para qué se roban los vehículos que figuran en el listado de coches robados?

Antigüedad del vehículo: los vehículos más antiguos pueden carecer de las características de seguridad avanzadas que incorporan los modelos más recientes. Esto puede hacer que sean objetivos más atractivos para los ladrones, ya que pueden ser más fáciles de robar. Además, los vehículos más nuevos a menudo vienen equipados con sistemas de seguridad más avanzados, como alarmas, sistemas de seguimiento GPS y sistemas de bloqueo más sofisticados. Estos dispositivos pueden hacer que sea más difícil para los ladrones robar este tipo de vehículos.
Venta de piezas de coches robados en mercados de segunda mano: en algunos casos, los vehículos más antiguos pueden ser robados no como un todo, sino para desmontarlos y vender sus partes. Esto se debe a que algunas piezas de vehículos antiguos pueden tener demanda en el mercado de repuestos.
Modelos más vendidos: la popularidad de un modelo específico también puede influir en la probabilidad de robo. Los modelos más populares, ya sean nuevos o antiguos, a menudo son objetivos más atractivos debido a la alta demanda de piezas en el mercado ilegal.
Facilidad del robo: las medidas de seguridad generales en una región geográfica específica pueden afectar a la tasa de robos. En áreas con altos índices de delincuencia y criminalidad, es posible que los ladrones tengan más oportunidades de robar vehículos, independientemente de su antigüedad.

Habitualmente la finalidad del robo del vehículo es la exportación internacional (sacando el vehículo del país con una matrícula duplicada de otro automóvil de la misma marca, modelo y color). En este caso, en el listado de coches robados sobresalen vehículos de gama alta como BMW, Mercedes Benz o Audi, de cuya venta los ladrones obtienen una gran rentabilidad.

Sin embargo, la venta internacional del coche tras el robo no es el único objetivo. Mercados locales rentables o desguace del vehículo para piezas, también son algunos de los principales objetivos de los delincuentes. Con esta finalidad, el fabricante de vehículos que destaca en el listado de coches más robados es la marca Toyota.

Listado de coches robados por provincias

El Balance de Criminalidad publicado por el Ministerio del interior correspondiente al primer trimestre de 2023, recoge la evolución de la criminalidad en España registrada durante los tres primeros meses del año por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En él se muestra como las sustracciones de vehículos en 2023 han sufrido un aumento del 6,2% frente al mismo periodo en 2022.

Vemos cómo han evolucionado los datos de sustracción de vehículos para Madrid, Ceuta, Santa Cruz de Tenerife y Barcelona, las provincias que más robos de coches registraban en 2022. El Balance de sustracción de vehículos para el tercer trimestre de 2023 en España respecto al mismo periodo del año anterior muestra:

Madrid. Un 6,9% menos de vehículos robados.
Ceuta. Se reducen los robos de coche un 32,6%.
Santa Cruz de Tenerife. Aumenta un 35,8% el robo de coches.
Barcelona. Aumenta un 18,1% los vehículos sustraídos.

Comprobar listado de coches robados

El robo de vehículos es un delito frecuente en nuestro país y la consulta de matrículas coches robados es una herramienta útil para prevenir su venta y comercialización ilegal en los mercados de segunda mano. ¿Cómo consultar el listado de coches robados?

La forma más fiable de comprobar si un vehículo figura en el listado de coches robados es a través de su matrícula. Es posible solicitar un Informe completo del vehículo por un precio inferior a los 10€ acudiendo directamente a la Dirección General de Tráfico (DGT), ya sea por Internet o personándote en una de sus oficinas. En nuestra guía sobre Cómo saber datos del coche por su matrícula, te orientamos paso a paso para que puedas solicitar esta información principal de un automóvil de forma rápida y segura.

Recomendaciones para evitar el robo de tu coche

Los ladrones recurren a diferentes métodos para robar el coche. Desde el comparador de seguros de coche CHECK24 te recomendamos implementar una serie de medidas de prevención de robo del automóvil.

La seguridad incorporada en los vehículos más nuevos puede proporcionar una cierta protección adicional contra robos, pero la popularidad del modelo y las condiciones locales también juegan un papel importante.

Por este motivo, es crucial tomar medidas de seguridad para proteger tu coche contra el robo y garantizar la seguridad del vehículo y tus pertenencias. Siguiendo estas recomendaciones y siendo consciente de tu entorno, puedes reducir significativamente el riesgo de que tu vehículo aparezca en el listado de coches robados.

Sigue las recomendaciones del fabricante: si tu vehículo tiene características de seguridad específicas, úsalas según las recomendaciones del fabricante.
Estaciona en lugares seguros: estacionamientos vigilados, bien iluminados y con cámaras de seguridad. Evita lugares aislados o poco transitados.
No dejes el motor en marcha: nunca dejes el coche con el motor en marcha, incluso por un corto período de tiempo. Esto es especialmente importante en invierno al calentar el coche.
Haz buen uso de las llaves: asegúrate de cerrar todas las puertas y ventanas y de activar el sistema de seguridad de fábrica o instalar uno adicional si es posible. Si pierdes una llave o cambias de vehículo, actualiza las cerraduras o reprograma las llaves para garantizar la seguridad.
Realiza un mantenimiento regular: un vehículo bien conservado es menos propenso a ser robado. Realiza el mantenimiento regular y asegúrate de que todas las cerraduras estén en buen estado.
Objetos fuera de la vista: guarda objetos de valor, dispositivos electrónicos y bolsos en el maletero o llévalos contigo. Los ladrones son más propensos a robar si ven algo de valor en el interior. Marca tus pertenencias con tu número de identificación o graba distintivos para facilitar su recuperación en caso de robo. Tampoco dejes documentos importantes como la tarjeta de registro del vehículo o el permiso de conducir en el coche. Siempre llévalos contigo.
Haz uso de Dispositivos Antirrobo: instala sistemas antirrobo como alarmas, sistemas de seguimiento GPS, cortacorrientes o sistemas de bloqueo del volante.

El coche no arranca por frío: ¿qué hago?

Con la llegada de los meses más fríos, con temperaturas bajo cero y heladas, muchos vehículos aparcados en la calle pernoctan en condiciones extremas que pueden poner a prueba su funcionamiento. Y esto es algo que no sólo sucede con vehículos antiguos o de segunda mano. Puede ser que al arrancar tu coche falle, y no llegues a entender por qué es tan difícil ponerlo en marcha. ¿Por qué sucede?, ¿cómo evitarlo? En este artículo te contamos las causas más frecuentes, y qué hacer si tu coche no arranca por frío.

Vamos a hablar sobre

Causas por las que el coche no arranca por el frío

Existen muchas causas por las que un coche no arranca por frío. Desde el uso de aceites inadecuados, unas bujías en mal estado, congelación del sistema de combustible hasta fallos de la batería o conexiones eléctricas defectuosas.

Batería descargada: aunque no es causa exclusiva de los meses más fríos, es una de las causas más comunes. La batería puede agotarse por luces dejadas encendidas, conexiones eléctricas débiles o simplemente por el desgaste natural.
Aumento de densidad del aceite: en climas fríos, un aceite más espeso puede dificultar el giro del motor, impidiendo su correcto funcionamiento y provocando un fallo en el arranque del coche.
Problemas eléctricos generales: el sistema eléctrico del vehículo puede estar dañado, con conexiones sueltas, fusibles fundidos o problemas en otros componentes que pueden afectar el arranque.
Sistema de combustible congelado: las partes del sistema de combustible, como el filtro de combustible o la boquilla del inyector, pueden congelarse, afectando el suministro de combustible.
Combustible congelado: el agua presente en el combustible puede congelarse, obstruyendo las líneas de combustible y evitando que el motor reciba combustible para poder arrancar.
Líquidos congelados: líquidos esenciales como el líquido refrigerante o el limpiaparabrisas pueden congelarse, causando problemas en el funcionamiento del motor y en la visibilidad.
Fallo en las bujías: bujías inapropiadas para temperaturas frías pueden dificultar la ignición del combustible.
Conductos de aire congelados: La entrada de aire al motor puede obstruirse si los conductos de aire están congelados, afectando la mezcla de aire y combustible.

Considerar estas causas y tomar medidas preventivas puede ayudarnos a evitar problemas de arranque del coche en condiciones de temperaturas extremas.

¿Qué hacer cuando el coche no arranca por el frío?

Seguir unas recomendaciones generales, revisar pautas del fabricante y realizar un mantenimiento regular para garantizar un rendimiento óptimo, puede ayudarnos a evitar situaciones en las que el coche no arranca por frío.

Mantenedores de batería: cargar la batería regularmente, especialmente en invierno. Considerar el uso de mantenedores de batería.
Evitar problemas con el aceite en invierno: utilizar aceites de motor con baja viscosidad diseñados para temperaturas frías. Realizar cambios de aceite según las especificaciones del fabricante.
Prevención de fallos eléctricos: verificar y reemplazar fusibles defectuosos, mantener las conexiones eléctricas limpias y secas o almacenar el vehículo en un garaje puede ayudar a prevenir problemas eléctricos relacionados con el frío. Es esencial un mantenimiento regular.
Evitar la congelación de combustible y líquidos: utilizar combustible de alta calidad y agregar aditivos anticongelantes al tanque de gasolina, así como uso de líquidos anticongelantes en el radiador y el limpiaparabrisas. Es vital asegurarnos de que estén en niveles óptimos.
Fallo en las Bujías: uso de bujías adecuadas para climas fríos según las especificaciones del fabricante.
Conductos de Aire Congelados: siempre que sea posible, evitar arrancar el motor en climas extremadamente fríos antes de que el vehículo se haya calentado un poco. Puede ser útil emplear protectores para los conductos de aire.

Calienta la batería y verifica sus conexiones

Si el coche no arranca por frío, calentar la batería y verificar las conexiones son dos revisiones útiles para solucionar el problema. Vamos a ver paso a paso cómo realizar este proceso:

Verificar las conexiones de la batería: asegúrate de que el vehículo está completamente apagado, incluyendo tanto luces como accesorios. Es útil buscar signos de corrosión, suciedad o conexiones sueltas en los terminales. Puedes efectuar una pequeña limpieza con un cepillo de cerdas metálicas.
Calentar la batería: si el clima es extremadamente frío, se puede calentar la batería utilizando un calentador específico o mantas térmicas diseñadas para baterías de automóviles. No es recomendable utilizar métodos de calentamiento extremos, como dirigir aire caliente directamente sobre la batería (por ejemplo con secadores). Deja que la batería alcance una temperatura moderada antes de intentar arrancar el motor.

Calentador de motor

El uso de un calentador de motor puede ser útil en situaciones en las que el coche no arranca por frío. ¿Cómo calentar el motor si no arranca por frío? Si queremos calentar el motor:

Verificar la batería: asegurarnos que se encuentra en perfecto estado y carga antes de optar por calentar el motor.
Usar el calentador: determinados vehículos cuentan con un calentador de motor integrado. Sigue las instrucciones del fabricante. En caso de que tu vehículo no cuente con uno, puedes comprar calentadores externos diseñados para motores de automóviles. Según las recomendaciones del dispositivo será posible conectarlo a un enchufe doméstico o requerirán una fuente de energía externa.
Tiempo de calentamiento: deja que el calentador funcione durante el tiempo recomendado por el fabricante. Esto puede variar según el tipo de calentador y las condiciones específicas.

Es importante recordar que el uso del calentador de motor es una medida temporal que no reemplaza la necesidad de abordar cualquier problema mecánico o eléctrico subyacente que pueda estar afectando el arranque del motor.

Intenta el arranque con cables

Si el motor no arranca, podemos entonces plantear la posibilidad de utilizar pinzas de arranque o conectar la batería a otro vehículo para proporcionar energía a nuestro coche. Para ello necesitaremos tanto unos cables de arranque en buen estado, como otro vehículo adicional con una batería cargada por completo. Vamos a ver como cargar la batería si nuestro coche no arranca por frío:

Estaciona el vehículo con la batería descargada (coche que no arranca) y el vehículo en funcionamiento lo más cerca posible, pero sin que se toquen. Asegúrate de que ambos vehículos se encuentran apagados antes de conectar los cables. Localiza las baterías y conecta los cables de la siguiente manera:

Conecta un extremo del cable rojo al terminal positivo (+) de la batería cargada. Conecta el otro extremo del cable rojo al terminal positivo (+) de la batería descargada.
Haz la conexión del extremo del cable negro al terminal negativo (-) de la batería cargada, y el otro extremo del cable negro a un punto de conexión a tierra en el vehículo que no arranca. Busca un metal sin pintura, como un perno en el bloque del motor, pero evita las partes móviles.
Enciende el motor del vehículo con la batería cargada y deja que funcione durante unos minutos. Intenta arrancar el motor del vehículo con la batería descargada. Si no arranca inmediatamente, espera unos minutos y vuelve a intentarlo.
Desconecta los cables en el orden inverso al que los conectaste: primero el cable negro del vehículo que no arranca, luego el cable negro del vehículo en funcionamiento, luego el cable rojo del vehículo que no arranca y finalmente el cable rojo del vehículo en funcionamiento.

Recomendaciones de CHECK24 para evitar que tu coche no arranque

En CHECK24 te aconsejamos que si tu coche no arranca por frío, además de seguir los pasos y recomendaciones anteriores, no dejes de lado valorar la intervención de un profesional especialista en un taller.

Un buen seguro de coche incluye entre sus coberturas de protección la asistencia en viaje. Por lo que si nuestro coche no arranca por frío y no conseguimos ponerlo en marcha, un remolque de grúa hasta nuestro domicilio es clave.

Con el comparador de seguros de coche CHECK24, puedes filtrar pólizas para tu vehículo al mejor precio y con las mejores garantías de protección en carretera.

Me han dado un golpe en el coche aparcado, ¿qué hago?

Cuando tienes un siniestro con otro coche, lo habitual es estacionar ambos vehículos en un lugar seguro y rellenar el parte amistoso. Sin embargo, si te han dado un golpe con el coche aparcado, y no tienes información sobre el otro conductor, en este artículo CHECK24 sobre seguros de coche, te contamos cómo abordar este suceso. Desde documentar el incidente y recopilar información clave hasta notificar a las autoridades competentes y a tu aseguradora. Además, aprenderás sobre cómo gestionar las indemnizaciones y compensación por daños. ¡No dejes que un golpe al coche aparcado te pille sin recursos!

Vamos a hablar sobre

Pasos a seguir si te han dado un golpe al coche aparcado

Si has dejado tu coche estacionarlo y, al ir a buscarlo, encuentras que has recibido un golpe en el coche aparcado, y el conductor causante del daño no se ha identificado dejando una nota, puede que te preguntes si te va a tocar hacerte cargo de la reparación o se hace cargo el seguro.

Si has encontrado un golpe en tu coche aparcado en la calle, vamos a contarte las recomendaciones para gestionarlo. En primer lugar, verifica si el causante del golpe a tu coche aparcado ha podido dejar alguna nota con sus datos personales de contacto. Si ha habido daños apreciables o se ha arañado la carrocería es posible que el responsable haya dejado información para ponernos en contacto, y reparar desperfectos entre compañías aseguradoras.

Si no es así, lo siguiente y más importante es que no cambies el lugar del golpe de tu coche aparcado. Para resolver el incidente, es fundamental que el vehículo permanezca estacionado tal y como ha recibido los daños.

Toma fotografías y anotaciones sobre el golpe

Es importante que evalúes los daños que ha recibido tu vehículo. Es recomendable hacer algunas fotos de los elementos del coche afectados. Examinar el coche en profundidad y hacer fotografías detalladas de los desperfectos, hará viable que ganemos posteriores reclamaciones.

Cuando te han dado un golpe al coche aparcado, las fotografías de los daños son tu mejor aliado. Antes de mover el vehículo, captura imágenes desde varios ángulos, e incluye planos cercanos de los daños al vehículo. Estas fotografías se convertirán en pruebas cruciales para respaldar tu reclamación con la aseguradora. Al documentar los daños de manera exhaustiva, también agilizas el proceso de reclamación tras un golpe al coche aparcado.

Busca testigos que te ayuden

Otra de las recomendaciones si te han dado un golpe al coche aparcado, es buscar testigos. Recopila información de personas presentes en el lugar, especialmente si presenciaron el incidente.

Recopila sus datos de contacto y solicita una breve descripción de lo que observaron. Estos testimonios pueden respaldar tu versión ante la aseguradora y ser determinantes en el proceso de reclamación. Asegúrate de que los testigos estén dispuestos a compartir su experiencia si es necesario.

Puedes empezar valorando si alguien ha podido presencial el golpe al coche aparcado (en comercios cercanos, peatones…) o existe alguna cámara de videovigilancia cercana que pueda haber grabado el incidente.

Denuncia a la policía el golpe en el coche aparcado

Si recibes un golpe al coche aparcado, tienes que valorar la posibilidad de presentar una denuncia ante la policía sobre el incidente. Inmediatamente después del golpe – o tan pronto como seas consciente del suceso – ponte en contacto con las autoridades para que documenten el incidente.

Acudir a la policía para solicitar un informe oficial es vital para respaldar tu reclamación ante tu compañía de seguro. Facilita información detallada a los agentes, incluyendo datos como la ubicación, hora y descripción de daños a nuestro vehículo. Igualmente, debemos poner en su conocimiento todos los datos del posible vehículo responsable, si hemos sido testigos del golpe al coche aparcado.

Especialmente en los casos de siniestro donde el infractor huye de la escena, una denuncia completa y detallada a la policía puede ser crucial para identificar al responsable.

Habla con tu aseguradora

Antes de ponerte en contacto con tu compañía aseguradora, revisa los detalles y condiciones de tu póliza sobre cobertura por daños propios.

Muchos conductores dudan si dejar nota al dar un golpe a un coche aparcado por no saber si lo cubre su seguro. La respuesta en cualquier caso es «sí». Ya que sea cual sea la modalidad de seguro que tengas contratado, el mínimo por ley es el seguro de Responsabilidad civil que cubre daños a terceros, y que está incluido desde los seguros más básicos.

Si tienes el coche asegurado a todo riesgo, puedes dar parte de siniestro para que el seguro se haga cargo de la reparación de los daños del golpe de un coche aparcado. En caso de haber pactado con la compañía una franquicia, deberás pagar hasta dicha cantidad de la reparación.

Este punto es importante ya que, si no se consigue localizar al responsable del golpe, deberá pagar la reparación según se contemple en la póliza de seguro contratada.

¿Y si me han dado un golpe al coche aparcado en un parking privado? ¿Cómo debo actuar?

Es frecuente que en ocasiones, al hacer desplazamientos habituales, estacionemos nuestro vehículo en aparcamientos privados de zonas residenciales, centros comerciales, etc.

Si recibes un golpe al coche aparcado en un parking privado, lo primero será comunicar a los propietarios del mismo para conocer si cuentan con un seguro que cubra este tipo de incidentes. En caso de que este seguro exista pero la propiedad no quiera responsabilizarse, es posible reclamar las indemnizaciones por daños vía judicial.

Recomendaciones y consejos de CHECK24

¿Qué podemos hacer si nos dan un golpe al coche aparcado y no conocemos ni tenemos forma de contactar con el responsable? En CHECK24 te resumimos las recomendaciones sobre cómo actuar en estos casos:

No mover el coche del lugar donde ha recibido el golpe aparcado.
Revisar la escena y tomar fotografías detalladas de los daños y el entorno el vehículo.
Preguntar a posibles testigos del incidente, y recoger sus datos y relato sobre los hechos.
Presentar denuncia policial de los daños al vehículo.
Dar parte a nuestra aseguradora, y comprobar las condiciones de la póliza sobre daños propios.

Me han robado el coche, ¿qué hago?

Enfrentarse al robo de nuestro vehículo es una experiencia estresante. Mantener la calma y actuar con seguridad y rapidez es clave. Si te han robado el coche y no sabes que hacer, vamos a darte algunos consejos. En este artículo, te proporcionaremos un plan para gestionar la situación. Ponerte en contacto con la policía o dar parte de lo sucedido a tu aseguradora, ¿qué debes hacer primero? Te ofrecemos una guía paso a paso para saber cómo actuar si han sustraído tu vehículo. Además, te contaremos algunas recomendaciones para prevenir futuros robos y mantener tu vehículo protegido.

Vamos a hablar sobre

Guía completa sobre cómo actuar si te roban el coche

Cualquier propietario de un coche puede sufrir el robo de su vehículo. Sin embargo, pese a ser una situación frecuente, imaginarnos la sustracción de nuestro automóvil no entra en nuestras previsiones. Por ello, no siempre estamos del todo seguros de cómo actuar ante un me han robado el coche qué puedo hacer.

Contratar una póliza de seguro con buenas condiciones de cobertura por robo puede ahorrarnos muchos lamentos. Si te han robado el coche y no sabes qué hacer pero descubres que tu póliza incluye la cobertura por robo del vehículo, encontrarás asistencia por parte de tu compañía. Comparar un seguro de coche que incluya robo es esencial. Con el comparador de seguros de CHECK24 en el detalle de las coberturas incluidas en la póliza que estás visualizando, verás con claridad si incluye cobertura por robo del vehículo, y bajo qué condiciones.

Vamos a mostrarte el proceso de notificar si te han robado el coche paso a paso. Porque somos conscientes que ante una situación de estrés como el robo del vehículo, es fácil cometer errores. Te anticipamos que hay 3 pasos a seguir si te han robado el coche:

Comunicar que me han robado el coche a las autoridades para maximizar las posibilidades de recuperar el vehículo después del robo.
Indicar a la compañía aseguradora que me han robado el coche con el mayor detalle posible. Es fundamental ya que, en caso contrario, podría resultar sospecha de fraude.
Recuperación del vehículo, o tramitación de la baja si me han robado el coche y no aparece.

Denunciar a la policía el robo del coche

La Dirección General de Tráfico (DGT) lo deja claro: si han robado tu coche, debes presentar la denuncia a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, presencialmente o a través de la oficina virtual

Para tramitar la denuncia por robo de coche necesitarás facilitar los siguientes datos:

Documentación: identificación (DNI, tarjeta de residencia, pasaporte o documento acreditativo)
Información sobre el coche: matrícula, marca y modelo, color, número de la póliza del seguro, etc. y También cualquier otro detalle que permita la identificación del mismo como modificaciones posteriores o accesorios concretos que permitan ayudar a distinguir tu coche.
Declaración de bienes: cualquier objeto personal de valor que tuviéramos en el interior, desde teléfonos móviles, dinero hasta el navegador GPS o la sillita del bebé.
Datos adicionales: no te preocupes si en el momento fatídico olvidas detallar alguna sustracción importante de tu vehículo, ya que podrás hacer una ampliación de la denuncia posteriormente.

¿Es necesario acudir a Tráfico para informar que me han robado el coche? Ya no es necesario. Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado a los que comuniques la sustracción serán los que se encarguen de comunicar el robo a tráfico. Este punto es de vital importancia ya que, si me han robado el vehículo y no se qué hacer, puede que pase por alto que mientras el vehículo estaba desaparecido, los delincuentes pueden cometer con él numerosas infracciones y delitos.

Si se realiza la gestión de baja temporal del coche por robo, la denuncia a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad te eximirá de cualquier responsabilidad legal al respecto. En paralelo, y una vez comunicado el robo, la situación del vehículo será automáticamente actualizada en las bases de la DGT.

Contactar con la compañía aseguradora

Una vez has interpuesto la denuncia, es importante ponerte en contacto con tu seguro con el parte de denuncia facilitado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. ¿Qué hace la aseguradora cuando le comunico que me han robado el coche y no se qué hacer?

Si me han robado el coche, la aseguradora iniciará un proceso de investigación interna para aclarar la validez y veracidad de la reclamación por robo.
Una vez confirmados los datos, evaluarán el valor del automóvil para calcular la indemnización por robo en función de la póliza contratada y sus condiciones de cobertura específicas. Si procede se iniciará el reembolso o compensación según los términos estipulados en el detalle de esta cobertura.
Además, si existen coberturas adicionales que mejoren la protección, por ejemplo respecto al robo de pertenencias (objetos personales, navegador, sistemas de retención infantil, etc.), también serán consideradas.

Dar de baja el coche

Si me han robado el coche en España, es fundamental dar de baja el vehículo. Para ello, es necesario dirigirse a la Jefatura Provincial de Tráfico o a la oficina de la Dirección General de Tráfico (DGT) más cercana. Sin embargo, si has presentado la denuncia policial, serán las propias autoridades quienes completarán los trámites para dar de baja tu vehículo y lo comunicarán a Tráfico.

Dar de baja el coche por robo es importante no sólo por los delitos e infracciones que los delincuentes puedan cometer mientras hacen uso de nuestro vehículo. También es importante darlo de baja en el Ayuntamiento si no queremos seguir pagando, por ejemplo, un impuesto de circulación de un coche que no podemos usar. Sabemos que es difícil seguir instrucciones después de un disgusto como ver que han robado el coche y no se que hacer, pero recuerda las claves:

Si me han robado el coche es fundamental que informe la baja el vehículo acudiendo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
Comunicar la baja del coche en el Ayuntamiento para evitar seguir pagando impuestos como el de Circulación o, por ejemplo, el pago de tasas SER de Aparcamientos para Residentes (PAR).

Una vez realizado este procedimiento, tu coche quedará oficialmente dado de baja, y no estarás sujeto a responsabilidades relacionadas con el vehículo que te han robado.

¿Qué puede hacer mi seguro si me han robado el coche?

La compañía de seguros de coche que tengas desempeña un papel fundamental. Es esencial proporcionarles detalles precisos sobre el robo. La aseguradora realizará la investigación pertinente, y realizará el cálculo sobre el valor del vehículo según las condiciones firmadas en tu póliza.

Dependiendo de la modalidad de póliza y de la cobertura y nivel de protección por robo que ofrezca, podrían realizarte un reembolso o indemnización, o incluso proporcionarte facilidades para la adquisición de un vehículo similar si te han robado el coche.

¿Y si finalmente recuperamos nuestro vehículo?

Primero de todo: antes de darte por vencido y asumir un mea culpa (me han robado el coche, y si hubiera…), es imprescindible agotar todas las opciones en nuestra mano.

Si nuestro coche es de gama alta o recién salido de fábrica, quizá cuente con un sistema o localizador gestionado por el fabricante. Si te han robado el coche, los localizadores incorporados por ciertas marcas de vehículos pueden ayudarnos localizar nuestro coche gracias a una tarjeta SIM integrada. Haciendo uso de este sistema, quizá podamos localizar la ubicación del coche a través de la aplicación.

Si por uno u otro medio conseguimos recuperar el coche después del robo, es aconsejable seguir una serie de recomendaciones:

Registra y comunica cualquier daño o modificación que haya sufrido tu coche durante el estado en el que ha permanecido robado.
Notifica a las autoridades la recuperación o aparición del vehículo. De esta forma, modificarán el estado del expediente por robo y podrán actualizar el estado del coche.
Informa a tu aseguradora sobre la recuperación del coche tras el robo. Puede solicitarte información adicional e incluso solicitar una peritación del vehículo para confirmar su estado actual.

Reclamación por indemnización siniestro total sin culpa 

Entre las situaciones que podemos encontrarnos con los seguros de coche están aquellas en las que el vehículo es declarado siniestro total. Dentro de este concepto, también existe la posibilidad de que sea un siniestro total sin culpa. Se trata de un hecho excepcional, que puede derivar en distintas soluciones con diversos factores a tener en cuenta si se busca obtener una indemnización por siniestro total sin culpa. 

¿Qué ocurre si se produce un siniestro total sin culpa? 

Al hablar de indemnización de un siniestro total sin culpa nos referimos al derecho de percibir una cantidad económica por parte del abonado, cuando se ha declarado su coche siniestro total por accidente o por otra causa, sin ser culpa o responsabilidad del propietario. 

Ante un siniestro total sin culpa, el propietario tiene diferentes opciones entre las que elegir. El objetivo, no obstante, es obtener una indemnización del siniestro total sin culpa satisfactoria con la que cubrir gastos y molestias generadas ante el hecho de que, desde ese momento, no cuenta con un coche que pueda usar de forma práctica. 

En CHECK24 recomendamos siempre solicitar asesoramiento profesional con la aseguradora para saber las distintas opciones de reclamaciones disponibles y qué características tiene cada una de ellas. 

¿Qué tipos de reclamaciones por indemnización de siniestro total sin culpa existen? 

Normalmente, encontramos 4 tipos de indemnización por siniestro total del vehículo sin culpa. Cada una de ellas convendrá en función de los intereses del propietario, la situación del vehículo y las opciones económicas que ofrece. 

Analizamos a continuación cada uno de estos tipos: 

1. Reclamar la máxima indemnización sin quedarme con los restos del vehículo 

Ante un siniestro total, la pregunta más frecuente entre los propietarios es: ¿cuánto me dan por mi coche

Por lo general, esta es la mejor solución si ya no se quiere contar con el vehículo accidentado, pero se desea obtener la mayor indemnización posible. 

Ante esta reclamación, la aseguradora debe ofrecer al abonado una cantidad económica correspondiente al valor venal del vehículo, además también de un 30% de ese importe bajo el concepto de «valor de afección» (solo aplicable a turismos y motocicletas). 

La suma de estos importes suele ser bastante similar al valor de mercado del vehículo en ese momento, lo que en teoría plantea al abonado la posibilidad de aprovecharlo (si así lo desea) para comprar el mismo modelo de coche. 

2. Reclamar la máxima indemnización quedándome con los restos del vehículo 

La declaración de un coche como «siniestro total» puede asociarse a un vehículo que en realidad pueda aprovecharse todavía. Hay propietarios que prefieren quedarse con él y repararlo o incluso venderlo tal y como está si consideran que hay mercado potencial. 

En estos casos también es posible solicitar una indemnización por siniestro total sin culpa del vehículo, aunque será menor que en la situación actual porque el propietario se queda con el coche. 

La indemnización se basa en los mismos conceptos que en la situación anterior, es decir, el valor venal más el 30% del valor de afección, pero a ello se le resta el valor otorgado a los restos del vehículo

La operación se hace mediante una oferta al abonado, en la que se detallan todos los importes y que debe valorar si acepta o si la descarta en favor de otro tipo de reclamación. 

3. Reparar el vehículo y posteriormente reclamar el coste de dicha reparación 

La alternativa a recibir una indemnización por siniestro total del vehículo en función del valor del coche es solicitarla por el importe requerido para su reparación. 

Aquí tenemos dos opciones, y la primera es reparar el vehículo para posteriormente solicitar el coste de esa reparación. 

Es la alternativa más recomendable, dado que permite contar con el vehículo lo antes posible para volverlo a aprovechar. Sin embargo, requiere que el propietario adelante el importe de la reparación. 

Para esta reclamación se debe presentar la factura correspondiente a la reparación y el recibo. Debe ser, además, un coste equilibrado con respecto al servicio realizado porque en caso contrario, por vía judicial podría estimarse como operación antieconómica y solo se podría recuperar parte de la factura y no su totalidad. 

4. Reclamar el coste de reparación del coche sin haberlo reparado 

Si no se desea adelantar el dinero de la reparación, es posible reclamar el coste de este servicio antes de realizarlo. 

Para ello, primero debe obtenerse un peritaje y un presupuesto o proforma del coste del servicio de la reparación. 

Posteriormente, la aseguradora puede aprobar o no dicha reclamación. En caso negativo, debe solicitarse vía judicialmente. Además del tiempo que supone este proceso, existe el riesgo de que se desestime porque la reparación no se ha realizado todavía y el juez considere que no se va a efectuar. 

¿Cómo reclamar una indemnización de siniestro total sin culpa? 

A la hora de reclamar la indemnización por siniestro total sin culpa, debemos ponernos siempre en contacto con nuestra aseguradora. La compañía realizará los trámites necesarios, inclusive si requiriera comunicarse con la aseguradora del conductor responsable para valoración y reclamación de daños. 

En todos los tipos de solicitud de indemnización por siniestro total sin culpa se emite una propuesta al abonado, que es quien decide finalmente si la aprueba o si prefiere seguir negociándola. 

Hay que tener en cuenta que la compañía aseguradora siempre va a optar por la opción más económica, a la hora de valorar entre reparar el vehículo o indemnizar al propietario. 

Por descontado, existe la vía judicial para aquellos casos en los que la propuesta no satisface las exigencias del abonado. En estos casos, la opción de reparar el vehículo es muy aconsejable porque tiene vinculada una factura que demuestra el trabajo realizado y el coste asociado, siempre que esté dentro de valores lógicos. 

Obviamente con un seguro de coche a todo riesgo esto no resulta un problema, dado que la compañía aseguradora tiene la obligación de indemnizar a su cliente, incluso aunque sea responsable del accidente y de los daños ocasionados en el vehículo.   

Si me dan siniestro el coche, ¿Me lo puedo quedar?

En determinadas ocasiones, tras un siniestro se producen grandes daños en el vehículo, y los costes de reparación del vehículo son mayores que la cantidad total asegurada en la póliza de nuestro seguro. Esta situación es lo que las aseguradoras denominan y clasifican de «siniestro total«. Al no tratarse de una situación habitual, muchos conductores desconocen qué hacer y qué esperar de su compañía de seguros tras la declaración del coche como siniestro total. Una de las preguntas más frecuentes: ¿si me dan siniestro el coche me lo puedo quedar? En este artículo, te aclaramos las dudas.

Qué es un siniestro total del coche

Como hemos visto, el siniestro total se produce cuando nuestro coche queda inutilizado a consecuencia de un accidente en el que se han producido grandes daños en el vehículo. En términos generales, suelen ser accidentes en los que el coche sufre algún tipo de afectación del motor, daños importantes en el chasis y, aquí está la clave del concepto de «siniestro total», los costes son de una elevada cuantía.

Qué pasa si te dan siniestro el coche

Entonces ¿si me dan siniestro el coche me lo puedo quedar? El siniestro de un coche puede acabar de tres formas: nada (si los daños son mínimos y decidimos no dar parte), con la reparación del vehículo en el taller o, en el caso de que el coste de reparación supere determinada cantidad y según condiciones de la póliza, con el vehículo declarado siniestro total en el desguace. Pero qué pasa con los conductores que no quieren deshacerse de su vehículo y prefieren conservarlo…¿si me dan siniestro el coche me lo puedo quedar?

Cuando un coche se declara siniestro total, los daños que afectan al vehículos son generalizados y no parciales. La reparación del coche es compleja y costosa, no está cubierta hasta esa cantidad por nuestro seguro, y es cuando se habla de «pérdida total«. Este concepto es clave: porque cada compañía lo interpreta de una manera. Es fundamental revisar nuestra póliza para averiguar cómo interpreta este concepto, y sobre todo bajo qué condiciones. Ya que en función de lo que cubra y cómo considere la “pérdida total”, así será la cantidad que percibiremos como indemnización. «¿Si me dan siniestro el coche me lo puedo quedar?» quizá no sea la cuestión que más deba preocuparte, sino el estado final del vehículo.

En caso de siniestro total, ¿Quién se queda el coche?

La pérdida total del coche suele darse como consecuencia de un accidente grave, un incendio o el robo del vehículo. ¿En caso de siniestro total quién se queda el coche?, ¿si me dan siniestro el coche me lo puedo quedar? Es un tema complicado.

La respuesta se encuentra en las condiciones que hayamos pactado en la póliza de nuestro seguro de coche, ya que cada aseguradora aplica su propio criterio. Por lo que para saber si me puedo quedar un coche si me lo dan siniestro, deberemos revisar bien el seguro que elegimos antes de contratar, y comparar distintas opciones. Suele ser siempre un acierto. En el comparador de seguros de coche, te mostramos en profundidad este y otros muchos detalles relevantes de tu póliza. Para que en todo momento conozcas las condiciones que firmas. Más abajo, encontrarás una imagen con el apartado de siniestro total que mostramos en nuestro comparador de pólizas de seguro.

Muchas aseguradoras en su política de interpretación de la pérdida total del coche aplican supuestos. Por ejemplo, algunas compañías permiten quedarse con restos del vehículo (a modo de repuestos, por ejemplo) descontándolos del importe final de la indemnización. Otras obligan al asegurado a satisfacer el valor de los restos en caso de reposición del coche. En otros casos, no se permite al propietario quedarse con el coche declarado siniestro ya que gestionan personalmente la retirada y desguace de los restos del vehículo accidentado.

¿Si me dan siniestro el coche me lo puedo quedar? Ten en cuenta que si decides quedarte con los restos de un vehículo declarado siniestro total, debes llevarlos a un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CATV) o desguace. Este trámite es obligatorio para poder dar de baja el vehículo dentro de la legalidad. Ya que si abandonas de forma inapropiada en la vía pública serás multado.

¿Se puede reparar un coche declarado siniestro total?

Pero quizá en lugar de si te puedes quedar un coche declarado siniestro total, por tu situación personal o la imposibilidad de adquirir temporalmente otro vehículo, te preguntes si es posible reparar un coche que declaran siniestro total.

¿Si me dan siniestro el coche me lo puedo quedar?, ¿y repararlo? Aunque se puede reparar un coche declarado siniestro total, los costes de reparación del vehículo superan la cantidad asegurada en la póliza. Es por este motivo por el que las aseguradoras no se hacen cargo de la reparación, e indemnizan al asegurado según lo acordado en la póliza.

Además, desde la publicación del Real Decreto 265/2021 en el BOE (Boletín Oficial del Estado), es obligatorio pasar la ITV a vehículos catalogados como siniestro total. Según este decreto, existirá la obligación de superar una ITV para vehículos que, tras sufrir un accidente grave, sean declarados siniestro total y su titular tenga la intención de seguir circulando con él o transferirlo a un tercero.

¿Merece la pena arreglar un coche siniestro?

Una vez sabemos qué se considera un siniestro total del coche y cómo lo valoran las aseguradoras, decidir si merece la pena arreglar un coche siniestro o no, será cosa nuestra. Tendremos que valorar si el coste de reparación del vehículo es mayor que el valor actual del coche. Ya que quizá nos interese más plantearnos la posibilidad de comprar un coche nuevo o usado, en lugar de reparar el vehículo siniestrado.

Además, en muchos casos por una cuestión de seguridad, los daños estructurales de relevancia sufridos por el coche, hacen que no sea seguro de conducir incluso después de las reparaciones.

A la hora de plantearnos reparar un coche siniestro también es importante valorar otras cuestiones como la disponibilidad de piezas de repuesto, o la capacidad del taller para realizar la reparación. Si el coche siniestro ha sufrido daños graves, que suele ser lo habitual, puede no merecer la pena reparar un coche siniestrado.

En algunos casos, es posible negociar con la aseguradora. Puede que llegar a un acuerdo que permita la reparación del vehículo, evite la pérdida total del mismo.

¿Cuánto paga el seguro por un coche siniestro?

Si quieres saber cuánto te dan por un coche siniestro, lo mejor es acudir a las condiciones que refleja la documentación asociada a tu póliza. No existe una indemnización estándar, y cada compañía aplica su criterio a la hora de indemnizar al propietario de un vehículo tras un siniestro total.

Si tienes dudas, lo mejor es acudir a la documentación de la póliza de tu seguro de coche. También puedes consultar con un equipo asesor sobre la política de siniestro de cada aseguradora. En CHECK24, ponemos siempre a tu disposición la ayuda gratis y sin compromiso de nuestros expertos en seguros de coche.

¿Se puede vender un coche siniestro total?

No todos los propietarios de un vehículo siniestro total deciden mandar su coche al desguace o repararlo. Hay quienes deciden vender su automóvil.

El Real Decreto 265/2021 en el BOE (Boletín Oficial del Estado) modifica las obligaciones de los propietarios de vehículos tras un siniestro total. Desde 2021, si tu coche ha sido declarado como siniestro total y quieres venderlo a un tercero debes pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

Pero la respuesta es sí. Es posible vender un coche declarado siniestro. Si no puedes afrontar el coste final de la reparación, vender un coche después de que el seguro lo declare siniestro total es otra opción.

¿Qué hacer si me quedo sin gasolina?

Infinidad de señales nos alertan de que queda poco combustible. Pese a ello, siempre existe la posibilidad de que se nos agote en medio de un trayecto. Esto hace que muchos conductores se pregunten: ¿qué hacer si me quedo sin gasolina? En CHECK24 no solamente te ayudamos a elegir entre seguros de coche, sino que además te damos los mejores consejos para infracciones que pueden suponer una sanción económica por parte de la DGT. Si conoces el Reglamento de Circulación sabes que, aunque no hay definida una multa si te quedas sin gasolina, sí existen infracciones asociadas para las que sí existen sanciones específicas. 

Vamos a hablar sobre

Acciones a realizar si me quedo sin gasolina

Obviamente lo ideal es prevenir. El testigo de la reserva de combustible nos avisará cuando la autonomía se encuentre por debajo de los 100 kilómetros, aproximadamente. De esta forma, aún contaremos con suficiente margen de maniobra para localizar la estación de servicio más cercana mientras seguimos circulando de forma eficiente. 

No obstante, hay situaciones inevitables. Un atasco o un accidente que nos impida llegar a repostar a tiempo, puede ponernos frente a la situación de qué hacer si me quedo sin gasolina en la carretera. En este caso, estas son las opciones que tenemos disponibles: 

Llama a la policía

Antes de nada te aconsejamos, si es posible, detener el vehículo en un lugar que no suponga un riesgo para la seguridad vial. Si no te queda más remedio que dejarlo en la carretera, aprovecha la luz de emergencia V-16 para avisar al resto de conductores o los triángulos de señalización. 

El aviso a la policía puede servir para que controlen mejor la carretera o se pongan en contacto con el servicio de asistencia, en caso de que no tengas manera de hacerlo por tu cuenta. 

Llama al servicio de asistencia en carretera de tu compañía

El servicio de asistencia en carretera está pensado para estas situaciones. La forma más segura, rápida y económica de volver a casa es llamar al número correspondiente y esperar a que llegue la grúa para remolcar el coche. 

Cada seguro puede ofrecer un servicio de asistencia en carretera con algunas diferencias. Es importante analizarlas antes de elegir con qué compañía contratar porque cuando lo necesitas, debe ser efectivo y sacarte del apuro lo mejor posible. 

Acude a una gasolinera cercana para rellenar una garrafa de gasolina 

Puede ser que no hayas podido llegar a la gasolinera a tiempo, pero sabes que está cerca. Con el coche bien aparcado, puedes acudir directamente para rellenar una garrafa de gasolina

Ahora bien, ¿sabías que hay que usar garrafas homologadas por la DGT? Si no cuentas con ellas, solicítalas en la propia gasolinera para evitar una multa. 

¿Y si me quedo sin gasolina en la carretera?

Si no tienes dónde aparcar el vehículo y se queda completamente parado. ¡no te bajes para empujarlo! Además de arriesgado, puede suponer una sanción económica. 

Ante la duda de qué pasa si me quedo sin gasolina en la carretera, actúa como si se tratase de un accidente o avería. Ponte el chaleco reflectante, utiliza los instrumentos de señalización y busca un lugar seguro donde estacionar mientras esperas dentro del vehículo, avisas a las autoridades y notificas el incidente. 

¿Pueden multarme por quedarme sin gasolina?

Quedarte sin gasolina no supone una multa. Pero hay determinadas acciones que realiza la gente que se pregunta qué hacer si me quedo sin gasolina, que pueden suponer un riesgo y sí tienen una sanción económica vinculada: 

  • Estacionamiento en lugar indebido: quedarnos parados o estacionados en un lugar indebido y que supone un riesgo para la seguridad vial puede suponernos una multa de 200 euros, sin pérdida de puntos. 
  • Conducción negligente: para ahorrar combustible puedes reducir la velocidad, pero nunca por debajo del límite mínimo de velocidad en ciertas vías. Por ello pueden sancionarnos con 200 euros, sin pérdida de puntos en el carnet. 
  • Mala señalización del vehículo: si nos quedamos sin combustible, desaparece la asistencia a la dirección y a los frenos. El vehículo se mueve por la inercia y fuera de control, pudiendo producirse situaciones de riesgo vial. Igual que con una avería, debemos señalar nuestra situación de emergencia y, una vez parados, aprovechar los elementos de señalización correspondientes. 
  • Movilización manual del vehículo: está prohibido bajarse de nuestro vehículo para movilizarlo si las condiciones de seguridad no están garantizadas. 
  • Uso de garrafas no homologadas: la normativa sobre transporte de mercancías peligrosas prevé multas de entre 2.000 y 3.000 euros para quienes utilicen garrafas o botellas sin homologar. Por tanto, se trata de una sanción económica bastante elevada. Sin embargo, la compra de recipientes autorizados no implica un gran desembolso (habitualmente se comercializan en las propias gasolineras). Por tanto, lo más recomendable es no arriesgarse a la posible sanción por manipular carburantes de forma incorrecta. 

Recomendaciones para evitar quedarte sin gasolina

Te ofrecemos algunas recomendaciones para no tener que plantearte qué hacer si me quedo sin gasolina en algún momento: 

Comprueba periódicamente la gasolina disponible. 
Busca solución en cuanto la señal de reserva te notifique.
Lleva siempre garrafas homologadas por si tienes que ir a pie a una gasolinera. 
Mantén una conducción eficiente, con la que optimizar al máximo el consumo de gasolina. 
Aprovecha el aire acondicionado en autovías y autopistas en lugar de bajar las ventanillas, pero hazlo al contrario en cualquier otro tipo de carretera a menor velocidad. 
Prioriza las marchas más largas y baja revolución del motor para una conducción con menor consumo. 
Aprovecha al máximo el freno motor en las condiciones adecuadas. Elemento de la lista

¿Qué coberturas contratar para el seguro de un coche nuevo?

La compra de un coche nuevo supone una verdadera inversión para el usuario. Por eso, elegir el mejor seguro de coche para nuestro nuevo vehículo es más que una decisión a corto plazo. Ya que además del ahorro de dinero, comparar entre las diferentes opciones de seguro nos asegura que elegimos una póliza que cuente con las mejores coberturas y garantías del mercado. Pero ¿cuáles son las coberturas esenciales y las garantías adicionales más interesantes al personalizar nuestro seguro de coche?, ¿podemos incluirlas en el proceso de contratación online de seguros con CHECK24?

4 coberturas esenciales para el seguro de tu coche nuevo

Además del Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para todos los vehículos (circulen o no), existen una serie de coberturas esenciales importantes que debemos tener en mente a la hora de elegir un seguro para nuestro nuevo coche. Que nuestra póliza incluya estas garantías extra es un seguro en tranquilidad y seguridad para nuestro vehículo.

✔️Asistencia en viaje

Incluida en la mayor parte de las pólizas a Terceros básicas. La asistencia en viaje será más o menos completa en función de la aseguradora y de la póliza de seguro contratada. Muchas aseguradoras ofrecen mayor flexibilidad de contratación, y permiten completar sus seguros desde las pólizas más básicas contratando garantías adicionales que amplíen las coberturas. Una asistencia en viaje lo más completa posible debería incluir asistencia desde km 0, arrastre de grúa ilimitado y 24h, o vehículo de sustitución.

✔️Cobertura de lunas

Junto a robo e incendio, la cobertura de lunas completa el paquete de coberturas adicionales incluidas desde terceros ampliado, y un imprescindible a la hora de pensar en el seguro para nuestro nuevo coche. Algunas aseguradoras, además de cubrir los daños y desperfectos a parabrisas, ventanillas y luna trasera, también ofrecen un servicio de «reparación in situ» con talleres móviles. Por ejemplo, con la reparación de una rotura de luna o la sustitución de una luna por otra nueva.

✔️Indemnización por robo e incendio

Cobertura por robo

El famoso «bueno, bonito y barato«, no suele ser aplicable a los robos de vehículo. Ya que cuanto más «bueno», «bonito» y «caro» es el vehículo, más atractivo suele resultar a ojos de potenciales delincuentes. Además, durante el robo del vehículo, no sólo se produce la sustracción de elementos y piezas del interior y/o exterior del coche, como objetos personales, equipos de navegación, sonido o reproducción. Sino que también, el robo o el intento de robo suele causar daños a carrocería y recubrimientos interiores. Además, en caso de desaparición del coche, puede ser que la indemnización contemple el valor de nuevo vehículo (lo que te costó, el valor de mercado). Sin embargo, también es posible que sólo contemple el valor venal del mismo. Es importante conocer todos estos detalles a la hora de contratar una póliza.

Cobertura por incendio

Cuando se trata de un vehículo nuevo, la mayoría de las aseguradoras fijan una indemnización por valor de nuevo, incluso si los daños son parciales. La cobertura frente a incendio del coche cubre los daños que produzca un fuego, tanto cuando el vehículo esté en movimiento como cuando se encuentre estacionado, y no haya un tercero identificado como culpable. Así, el seguro de incendio del coche cubre la parte de casos no cubierta por la Responsabilidad Civil. Por ejemplo, en el caso de ser tú culpable del siniestro, o si el fuego se produce por algún motivo diferente a un accidente. Esta cobertura de incendio suele ser relativamente económica para el tomador, por lo que resulta interesante. De no contar con ella y sufrir un siniestro, en el que un tercero no asuma culpa, el coste corre por nuestra cuenta.

✔️Daños propios

En cuarto lugar pero quizá la cobertura esencial a valorar a la hora de elegir un seguro de auto para un vehículo nuevo es la de Daños Propios. Esta garantía es una habitual en los seguros a todo riesgo y la principal diferenciadora sobre terceros ampliado. Garantiza que los arreglos del propio vehículo corran también a cargo de nuestra compañía aseguradora.

3 garantías adicionales en el seguro de tu coche nuevo

Elegir las coberturas adicionales que mejor se ajustan a ti es imprescindible para ahorrar y acertar con el seguro de nuestro nuevo coche. Aunque la lista de coberturas adicionales con la que puedes completar tu seguro es larga, e influye directamente nuestro perfil como conductores y necesidades en función del vehículo, te dejamos algunas de las más interesantes en términos generales. Pero es importante recordar que no es única, y que existen otras garantías adicionales igualmente interesantes como asistencia en vías no aptas, cobertura para fenómenos meteorológicos o el asesoramiento jurídico y defensa de multas.

✔️Asistencia en viaje ampliada

La asistencia en viaje básica está incluida en la mayoría de las pólizas a Terceros, ya que proporciona soporte y ayuda al conductor en caso de siniestro. Sin embargo, gran parte de las aseguradoras que no ofrecen una asistencia en carretera de gran cobertura, ofrecen a sus clientes la opción de ampliar por un coste reducido la asistencia en viaje incluida en sus pólizas básicas. Por ejemplo, con la posibilidad de mejorar su asistencia en viaje con asistencia desde km 0, arrastre de grúa ilimitado, asistencia a pasajeros, o contratación de vehículo de sustitución.

A la hora de contratar un seguro para tu coche nuevo, debes fijarte muy bien en qué incluye la asistencia en viaje y los límites de esta cobertura para asegurar que se ajusta a tus necesidades como conductor. Por ejemplo, si por tu ocupación profesional realizas habitualmente viajes de largo trayecto, puede que una asistencia en viaje que incluya coche de sustitución y asistencia en carretera desde km 0, te facilite mucho las cosas en caso de siniestro.

✔️Cobertura de pinchazos, pérdida de llaves y falta de combustible

La coberturas de pinchazo de neumáticos, pérdida de llaves y falta de combustible son unas de las garantías adicionales más socorridas para los conductores en caso de avería o imprevisto en carretera. Los seguros de auto normalmente contemplan estos casos y buscan anticiparse a ellos. Cada aseguradora establece unas condiciones específicas distintas en función de la póliza, y solicitan distintos requisitos. Esta diversidad de criterio por aseguradora es la que hace que en algunos casos encontremos estas garantías cubiertas en todas las pólizas de la misma, como un básico, y en otras sea necesario contratar de manera adicional. Deberíamos asegurarnos que contamos con ellas en el seguro de nuestro nuevo coche (teniendo en cuenta que probablemente elijamos una modalidad de seguro a todo riesgo).

✔️Colisión con animales cinegéticos

Uno de los accidentes más frecuentes e imprevistos, a diferencia de lo que pensamos, es la colisión con animales cinegéticos. Por eso, es útil conocer en qué consiste la garantía de colisión con animales cinegéticos. Los animales cinegéticos son aquellas especies objeto de caza y pesca que se especifican en el Real Decreto 1095/1989. Cruzarse con un animal cinegético es una experiencia desafortunada por partida doble. Ya que además de los daños materiales ocasionados al vehículo, debido al estado de shock en el que nos encontramos, en ocasiones no sabemos exactamente cómo reaccionar. Por lo que contar con una asistencia que nos de soporte en estos casos es crucial.

Contratar y añadir coberturas online

Con CHECK24 es muy fácil comparar el seguro de tu coche, y personalizar la póliza añadiendo garantías adicionales que completen las coberturas. Son muchas las ventajas de contratar online nuestro seguro de coche. La principales: la facilidad, flexibilidad de contratación y el mayor ahorro de dinero. Visualizar todas las tarifas de seguro a golpe de clic y en una misma plataforma, hace que podemos filtrar mejor según los valores de búsqueda que consideremos más interesantes, y elijamos la mejor oferta calidad-precio para nuestro seguro de coche.

Contratar seguro de coche online con CHECK24

CHECK24 es mucho más que un comparador. Es una plataforma de comparación de precios y contratación online en la que podrás encontrar el mejor precio para tu seguro de coche.

Mejor precio para el seguro de tu coche

Te animamos a usar nuestro comparador de seguros de coche para encontrar la mejor póliza de seguro para tu vehículo. Usa nuestros filtros avanzados para encontrar la opción por modalidad, puntuación de los expertos, coberturas, etc. Además con nuestra GARANTÍA DE MEJOR PRECIO, si has contratado un seguro de coche en CHECK24 y durante las siguientes 24 horas encuentras la misma oferta en otro portal web a un precio más bajo, ¡cubriremos la diferencia hasta 100 €, garantizado!

¿En qué consiste el préstamo de reparación?

Para muchos usuarios, el coche no es un producto de lujo; es un indispensable en el día a día tanto para desplazamientos profesionales como particulares. Sin embargo, tras un accidente, puede resultarnos complicado afrontar el coste de una reparación no cubierta por nuestro seguro de coche. Cuando estos imprevistos pueden suponer un problema en nuestro presupuesto mensual, es útil conocer la existencia de créditos para reparar el coche. ¿En qué consiste esta cobertura?, ¿qué condiciones deben cumplirse para poder acceder al préstamo de reparación de nuestro seguro de coche?

¿Qué es el préstamo de reparación?

El préstamo de reparación es una de las coberturas de las póliza de seguro de un vehículo, que nos permite solicitar un determinado importe a modo de crédito para afrontar una reparación de cuantía elevada tras un siniestro en el que somos responsables. El objetivo de esta cobertura es facilitarnos económicamente como asegurados la reparación del coche, en caso de que hayamos tenido un accidente y tengamos la culpa. Ya que, en el caso que el vehículo estuviera asegurado a terceros, nuestro seguro no cubriría el importe de las reparaciones.

¿Tienes dudas? Consulta con nuestros expertos en seguros de coche. Gratis y sin compromiso. ¡Te asesoramos!

En el préstamo de reparación, la compañía aseguradora puede conceder el préstamo de forma directa al tomador, o hacer de intermediaria entre este y su banco, asumiendo el importe de los intereses y gastos derivados de la solicitud del préstamo. De esta forma, el tomador del seguro, elegiría cómodamente la entidad financiera que mejor le convenga, y tan sólo abonaría el importe correspondiente a la cantidad solicitada.

No se trata de una cobertura contratable de manera adicional e individual, si no que suele venir incluida en pólizas de seguro «paquete» ofertadas por las aseguradoras. Por lo tanto, de interesarnos, necesitaremos encontrar una oferta comercial que contemple esta garantía dentro de las coberturas adicionales incluidas. ¿Y cómo saber si nuestra aseguradora incluye en algún paquete esta garantía?

Consulta de forma gratuita y sin compromiso a nuestros expertos en seguros. Nuestros compañeros de seguros de coche pueden ayudarte a encontrar el seguro de coche ajustado a tus necesidades y presupuesto, e informarte de si una póliza incluye la cobertura de préstamo de reparación.

¿Cuándo es interesante este préstamo de reparación?

El préstamo de reparación es una garantía adicional que puede resultar interesante en el caso de los seguros a terceros, en los que no se encuentran incluidos los daños propios, o en el caso de que nuestro seguro a todo riesgo cuente con una franquicia demasiado elevada.

Requisitos de contratación

Es importante saber que que esta cobertura lleva asociada unas condiciones de contratación. Los requisitos generales suelen ser:

✔️Que sea una reparación tras un siniestro. Es imprescindible que la reparación se produzca como consecuencia de un siniestro, y no que se trate de una avería.

✔️Que seamos culpables del siniestro. Que no exista tercero culpable, o bien seamos nosotros los culpables.

✔️Daños no aplicables a otra cobertura. Importante que no tengamos contratada otra cobertura adicional que también cubra esa misma contingencia para la que solicitamos el préstamo. Por ejemplo, «rotura de lunas» con una póliza que cubra este tipo de siniestros.

Consejos y recomendaciones

✔️Puede ser útil contratar esta cobertura en caso de contar con un seguro a terceros, que no cubra daños propios.

✔️Es recomendable consultar las condiciones que va a tener el crédito. Ya que la aseguradora puede ofrecerse a darnos el crédito con normalidad si tenemos la cobertura contratada, pero el banco, ajeno al contrato, puede tener unas condiciones de acceso muy específicas que por el motivo que sea, no cumplamos (ejemplo: tipo de contrato/nómina asociada, cuota elevada, etc.)

✔️Investiga más información acerca de la política de de comisiones e intereses asociados al préstamo.

✔️Comprueba los máximos y mínimos que contempla la cobertura, para garantizar que encaja con tus necesidades de crédito. Imaginemos una cobertura de préstamo para reparación que nos ofrece una cobertura de reparación con un mínimo muy elevado (a partir de 6.000€, por ejemplo). Puede no sernos práctica si las reparaciones habituales que realizamos son habitualmente de importe inferior.

✔️Si nuestra intención es cubrir lunas, robo e incendio, puede no ser útil que recurramos a esta cobertura para cubrirlo. Ya que este tipo de reparaciones suelen ser más económicas.

✔️Valorar la flexibilidad de pago y devolución del préstamo. Si nos interesan las modalidades y métodos de pago. Si el pago de la deuda será mensual, trimestral… o si existen mecanismos para poder aplazar el pago.

Te animamos a usar nuestro comparador de seguros de coche para encontrar la mejor póliza de seguro para tu vehículo. Usa nuestros filtros avanzados para encontrar la opción por modalidad, puntuación de los expertos, coberturas, etc. Además con nuestra GARANTÍA DE MEJOR PRECIO, si has contratado un seguro de coche en CHECK24 y durante las siguientes 24 horas encuentras la misma oferta en otro portal web a un precio más bajo, ¡cubriremos la diferencia hasta 100 €, garantizado!

¿Si se avería el aire acondicionado del coche lo cubre mi seguro?

Con la llegada del verano, comienzan a producirse las primeras incidencias en los coches ocasionadas por el aumento de temperaturas. Junto con la rotura del compresor de aire o los problemas en tuberías, una de las averías más frecuentes es la relacionada con el aire acondicionado del vehículo. Y como por lo general nos referimos a otras averías en carretera cuando hablamos del seguro del coche, surgen las dudas. ¿Está cubierta la avería del aire acondicionado por mi seguro?

¿Qué es el aire acondicionado, y en qué se diferencia del climatizador?

Distinguimos dos tipos de climatización: el aire acondicionado tradicional y el climatizador. Y son equipamientos totalmente diferenciados, e igualmente de costes distintos. Sin embargo, en términos de catalogación de cara a las coberturas garantizadas por una modalidad de seguro, hacen alusión al mismo concepto. ¿Qué entendemos por aire acondicionado cuando nos planteamos si cubre o no esta avería nuestro seguro de coche?

La principal diferencia es que aunque el aire acondicionado es un sistema de refrigeración que se encarga de generar aire frío utilizando la compresión de un gas refrigerante, el climatizador además de lo anterior es capaz de diferenciar entre una sola zona, bizona, o incluso ser más específico en función de las las zonas del coche que nos permita controlar. En realidad, un coche con climatizador tiene un sistema de aire acondicionado «más evolucionado».

En el sistema de aire acondicionado de un coche hablamos de un circuito que incluye varios elementos: compresor, un condensador, un evaporador y un ventilador.

Principales averías del aire acondicionado del coche

En ocasiones, por falta de tiempo o atención, descuidamos el mantenimiento del aire acondicionado del coche. Y es que aunque quedarnos sin aire acondicionado en mitad un largo viaje veraniego en carretera puede convertirse en una verdadera pesadilla, no es de los problemas más graves que pueden derivarse de un fallo por mal mantenimiento del AC de nuestro vehículo. Las averías pueden ser de diversa magnitud y, en los peores escenarios, conducir a roturas de elementos internos indispensables.

Averías por fallos mecánicos

Este es el caso seguro de una avería grave del aire acondicionado: la pérdida de gas y aceite del compresor. Esta situación, puede acarrear un gran desembolso para el usuario del vehículo, ya que el precio del arreglo de un compresor puede alcanzar entre 800 y 1.000 euros.

Otro problema más leve, puede ser la fuga de gas en el mecanismo del aire acondicionado. Suele estar producida por un desgaste de las tuberías. Estas se vuelven porosas y dejan escapar el gas refrigerante. Se puede sospechar un fallo de fuga cuando se detecte que el aire, aunque se encuentra encendido, no tiene potencia o no enfría. Esto es así porque en algún punto el sistema está perdiendo gas refrigerante. El precio de la sustitución de las tuberías del aire acondicionado está entre 200 y 300 euros.

En tercer lugar pero no por ello menos importante: el mantenimiento de los filtros del aire. Como por ejemplo el de polen, que debe sustituirse cada 12.000 kilómetros aproximadamente. Si notamos un fuerte olor a humedad al encender el AC del coche, es probable que los conductos de climatización hayan acumulado microorganismos que deriven en la presencia de moho en zonas del circuito de ventilación.

Averías por usos indebidos o causas externas

Junto con las anteriores, existen otra serie de averías habituales en los aires acondicionados de los coches. Como las relacionadas con la exposición de los elementos más externos del aire acondicionado, y situados en la parte delantera del capó (condensadores, filtro, etc.). Que además de poder sufrir desperfectos ocasionados por colisiones, pueden sufrir acumulación, corrosión u obstrucción derivada de polvo, arena, insectos, etc. con los que entra en contacto directo. También, las producidas por usos indebidos del AC del vehículo. Por ejemplo, elevarlo a su máxima potencia, con la realimentación en exceso de las resistencias.

Recomendaciones para mantener un buen funcionamiento

Para evitar plantearnos si nuestro seguro cubre o no una avería del aire acondicionado, es importante seguir unos consejos generales para su buen funcionamiento:

✔️Encenderlo al menos unos minutos una vez al mes (evitamos fallos en los conductor derivados de la falta de uso, como moho o bacterias en rejillas de ventilación.)

✔️Hacer un buen uso del aire acondicionado del vehículo, evitando un uso irresponsable y desperdicio energético.

✔️Realizar revisiones de mantenimiento y comprobar el aire acondicionado al menos una vez al año, en un taller oficial y especializado. Verificar que todos los elementos funcionan correctamente, que no hay fugas y, en caso de ser necesario, realizar la recarga de gas. El precio de estas revisiones no suele ser muy elevado (entre 30-50 euros).

¿Cubre mi seguro la avería del aire acondicionado?

El seguro del coche no cubre estas «averías» relacionadas con la climatización y el aire acondicionado del coche salvo si la misma se produce por un daño que sí cubra la póliza de nuestro seguro, como por ejemplo una colisión con la consecuente rotura del comprensor. Además, si el aire acondicionado no viene de serie en nuestro vehículo sino que se trata de un extra, tendremos que declararlo como un accesorio para garantizar que queda cubierto.

Incluso en los seguros a todo riesgo, lo que se cubre son los daños propios resultados de un siniestro. En este tipo de situaciones, lo que se produce es una «avería» en ausencia de un siniestro, por lo que se trata más de un tema de «garantías del propio vehículo» que una cuestión cubierta por las garantías que nos ofrece nuestro seguro.

Otras averías clásicas

Sin embargo, este fallo del aire acondicionado no es la única avería clásica que se produce durante los meses más calurosos del año por la elevación de temperaturas. El mayor uso de nuestro vehículo en vacaciones, aumenta de por sí las probabilidades de necesitar la cobertura y asistencia puntual por parte de nuestra aseguradora.

Por ello, comparar y contratar un seguro de coche con las mejores coberturas, y asegurarnos de que nuestra póliza cuenta con una cobertura de asistencia en viaje lo más amplia posible, garantiza nuestra tranquilidad.

Te animamos a usar nuestro comparador de seguros de coche para encontrar la mejor póliza de seguro para tu vehículo. Usa nuestros filtros avanzados para encontrar la opción por modalidad, puntuación de los expertos, coberturas, etc. Además con nuestra GARANTÍA DE MEJOR PRECIO, si has contratado un seguro de coche en CHECK24 y durante las siguientes 24 horas encuentras la misma oferta en otro portal web a un precio más bajo, ¡cubriremos la diferencia hasta 100 €, garantizado!